Gobierno admite posible error en primeras mediciones de gas detectado en Quintero

La seremi de Medio Ambiente de Valparaíso, María Victoria Gazmuri, informó del hecho a la Comisión Investigadora de la Cámara de Diputados, que por segunda vez sesionó en la zona. Sus dichos despertaron de inmediato las criticas de diversos sectores.

265

Un posible error en las primeras mediciones que arrojaron la presencia de metilcloroformo en Quintero, fue admitido por la seremi de Medio Ambiente de Valparaíso, María Victoria Gazmuri. Así lo informó a la Comisión Investigadora de la Cámara de Diputados, que por segunda vez sesionó en la zona para conocer los alcances de la crisis de contaminación.

Según publica hoy el diario La Tercera, Gazmuri explicó que el registro, en el contexto de la emergencia, se realizó con un equipo que puso a disposición el Ministerio de Medio Ambiente. “En las primeras mediciones estaban todos expectantes con el equipo, único en Chile. Por lo tanto (desde el nivel central) se estaba capacitando a funcionarios municipales. Una hora después de esta medición, salgo de una reunión y veo en una planilla que una de las personas había escrito los datos”, relató a la comisión.

La seremi agregó que “en las primeras mediciones de práctica que se hicieron, aparentemente, se detectó, o alguien así lo dijo, metilcloroformo. Analizamos la situación y la concentración era tan baja, que había menos del 20% de probabilidades de que sea un compuesto específico. Por eso hemos hablado siempre de derivados de hidrocarburos”. 

“Estábamos frente -continuó- a un equipo que era primera vez que se usaba al aire libre para medir, había sido usado en capacitaciones y en las primeras mediciones de calibración. Tiene una librería de 120 gases diferentes y detectó varios gases, pero producto de la misma manipulación o calibración, podría haber sido o no”, señaló.

Así, consultada respecto de si el hallazgo informado podría haber sido un error, Gazmuri planteó que “absolutamente”. 

Por otro lado, de acuerdo con el registro del Ministerio de Salud, la crisis medioambiental de Quintero y Puchuncaví ha generado las consultas de urgencias de 1.363 personas, por síntomas asociados a intoxicación. 

Sin embargo, durante la última semana y tras la puesta en marcha de la alerta sanitaria y un plan de gestión de episodios críticos, que obliga a las empresas del cordón industrial a reducir sus emisiones, se ha registrado no más de una consulta por día.

Comunidad de Quintero: “Estos dichos demuestran su ineficiencia”

Las declaraciones de Gazmuri de inmediato repercutieron en Carolina Orellana, vocera del movimiento Mujeres en Zona de Sacrificio. Según señala radio Universidad de Chile, la vocera expresó que “la seremi María Victoria Gazmuri y el gobierno completo están imponiendo con fuerza la estrategia de invisibilización y están relativizando aún más toda la catástrofe, entonces es absolutamente coherente que esa mujer haya dicho que las mediciones se hicieron mal. Incluso cuando se tomaron esas muestras el ministerio de Medio Ambiente se habría encargado de capacitar a la funcionaria municipal y otras personas más para ocupar esa estación de monitoreo y medir la presencia de hidrocarburos”.

“Algo que hemos pedido desde el inicio como comunidad, es que el gobierno trasparente los criterios que ellos tenían para determinar si la condición del aire era buena o mala, eso nunca lo han mostrado. Por eso que ella diga ahora que se hicieron mal esas mediciones, no sólo tiene que ver con ocultar la información, sino que más grave, muestra de forma aberrante la ineficiencia que siempre hemos denunciado, la poca prolijidad en sus protocolos para medir y la falta de rigor e irresponsabilidad. Ella no puede decir que se tomaron mal esas mediciones, porque no puede decir que la gente se imaginó la intoxicación, esto demuestra que ellos trabajan pésimo”, agregó.

En tanto, Kata Alonso, miembro del movimiento Mujeres en Zona de Sacrificio, quien estuvo en la Comisión Investigadora, manifestó que “a los que estábamos en la Comisión nos pareció insólito, porque de esa primera fiscalización está la papeleta y fue el seremi de Salud el que fiscalizó. Entonces, que ahora quieran bajarle el perfil y no decirnos quién es el culpable de todas estas intoxicaciones y envenenamientos, es inaceptable”.

“Nosotros creemos que no hay y nunca ha habido voluntad política para descubrir realmente las causas, porque de lo contrario se habrían tomado las medidas de forma inmediata contra esas empresas”, finalizó Alonso.