Compositora repasa sus 14 años de experimentación sonora y presenta “Obras 2004-2018”

Karla Schüller lanzará, en el marco de este proyecto, cinco discos, que son una compilación del trabajo realizado con “Esperpéntica”, el cuarteto de rock fusión que formó; sus composiciones para teatro; sus obras para contrabajo, su incursión en el grupo ruidista “Naúsica” y la agrupación vocal “Coro Fonético”. La también pianista dice que el eje que ha movido su trabajo tan versátil es “la música experimental, entendida como búsqueda sonora”.

670

Desde que era niña, Karla Schüller (36) se sintió inclinada por el arte. A los nueve años comenzó a estudiar piano, a través del Método Suzuki, y cuando terminó la enseñanza media no tenía dudas de que su camino era la música. Ingresó a la Universidad Católica y luego se cambió a la desaparecida Escuela de Música de la Universidad Arcis donde se especializó en composición.

Paralelamente, no cesaba de crear. En 2003 compuso la música de su primera obra de teatro “Narnia, un cuarto vacío” y un año después formó “Esperpéntica”, un cuarteto de rock fusión, integrada por la cantante y actriz, Daniela Ropert; Guadalupe Becker y la baterista Graciela “Rosanegra”.

Luego compuso la música para el cortometraje “La historia del Pabellón París”, del artista audiovisual Tomás Schüller; siguió componiendo música para piezas teatrales; formó en 2010 el “Coro Fonético”, una agrupación vocal experimental -integrada, entre otros, por la actriz Carla Gaete; editó un año después “Cuatro Obras para Contrabajo” (Fondo de la Música) junto a Daniel Navarrete.

Junto a Christian Delon (aka Tamborezz) y el fallecido periodista y músico Cristóbal Cornejo formó en 2012 “Náusica”, un trío de improvisación libre ruidista. Dos años después decidió parar y viajó por algunos países de América del Sur. Fue en ese momento cuando se dio cuenta que su música la tenía guardada en su computador, pero no tenía nada editado.

Meses después regresó a Chile, se transformó en mamá y su trabajo creativo entró entonces en un claro receso.

CONCIERTO DE LANZAMIENTO

Pero la vida o las causalidades le tenían deparada sorpresas. A fines del año pasado grabó con el “Coro Fonético” un disco de música fonética y poesía sonora llamado “Fonemas para el trayecto”.

Karla Schüller decidió entonces seguir el impulso y se puso a seleccionar algunas de las composiciones que había hecho para obras de teatro, entre el 2010 y el 2017, y las compiló en un álbum. El sonidista Germán González se encargó de masterizarlas. Fue así como nació el disco “Música para Teatro”, que contiene 18 tracks de música incidental e instrumental. En la mayoría de estos montajes la dramaturgia es de Carla Zúñiga y cuentan con la participación del director Javier Casanga, las actrices Carla Gaete y Coca Miranda, entre otros.

Fue cobrando vida entonces “Obras 20014-2018 Karla Schüller”, que la compositora lanzará oficialmente en un concierto el próximo jueves 8 de noviembre, a las 20 horas, en la Sala Máster de la Radio Universidad de Chile.

El proyecto contempla el lanzamiento de cinco discos: “Esperpéntica”, “Composiciones para Teatro”, “Cuatro Obras para Contrabajo”, “Náusica” y “Coro Fonético”.

UNA BÚSQUEDA SONORA

¿Por qué decides hacer Obras 2014-2018?

-Fue una conjunción de varias cosas simultáneas. Los impulsos se fueron sucediendo: el “Coro Fonético” decidió hacer un disco a inicios de este año, así que siguiendo ese impulso le di vueltas a este proyecto. Además no me quedaba absolutamente ninguna copia de mi disco “Cuatro Obras para Contrabajo” y tenía ganas de volver a sacar una partida de ellos. A raíz de esto me di cuenta que casi toda mi música no estaba editada y que la tenía guardada en el disco duro. Pero estaba prácticamente lista: compuesta, grabada y mezclada. Eso me pasó, por ejemplo, con “Náusica” y “Composiciones para Teatro”.

Karla añade que desde el 2014 quería rescatar el material que tenía de “Náusica”. “Al editarlo ahora me permite volver a tocar ruido, y a la vez hacerle un homenaje sonoro póstumo a Cristóbal, que creo era muy necesario. Lo mismo con la compilación de música para teatro. Necesitaba tener un registro de mis composiciones para escena. Como me di cuenta que podía sacar cuatro discos, me propuse, de una vez por todas, grabar en buena calidad a ‘Esperpéntica’. Con las integrantes somos amigas y cada vez que nos juntábamos terminábamos coreando nuestras canciones. Así que me dije ¡este es el momento!”.

La compositora señala que Obras 2004-2018 es también “una manera de cerrar ciclos e iniciar otros. Son culminaciones; principalmente es un regalo para mí”.

¿Cuál ha sido el eje que ha movido tu trabajo a lo largo de estos 14 años?

 -La música experimental, entendida como búsqueda sonora. Y también la autogestión. Postulé al Fondo de la Música en varias oportunidades, pero es difícil ganárselo. Es muy desgastante anímicamente armar un proyecto y después no tener la plata para llevarlo a cabo.

¿A cuál de tus proyectos le tienes más cariño?

 -Todos tienen algo especial. Pero si tengo que elegir solo uno me inclino por “Náusica”. Por todo lo que significó para mí ese año cuando lo formamos. Por Cristóbal, que ya no está, pero siempre estará. Por el ruido, en fin. Pero todos los proyectos tienen cosas muy especiales para mí. “Esperpéntica” fue y sigue siendo mi banda de universidad, todas las integrantes somos grandes amigas. Además fue una de las primeras instancias donde yo compuse música.

Y añade: “El ‘Coro Fonético’ también es tremendamente importante. Nació como agrupación para montar las obras de mi tesis de composición: ‘El valor fonético del ruido’, y hemos seguido hasta ahora. Incluso continuó en ese periodo que estuve fuera del país. Eso me alegra y me da esperanza, porque sé que puede funcionar sin mí. ‘Composiciones para Teatro’ resume muchos años, mucho trabajo, mucho aprendizaje, muchas personas colaborando, muchas amistades y mucho teatro. Es un mundo muy particular el de la escena y lo audiovisual, es encantador el cruce con la música. Este es el disco de mi música para teatro, pero yo también he compuesto música para danza y animaciones. La música en función. ‘Cuatro Obras para Contrabajo’, por otra parte, fue mi primer proyecto como compositora pagado”.

¿Cuáles son tus planes después de Obras 2004-2018?

-Está confirmado el lanzamiento de “Náusica” en el “III Festival Perfectible” en M100, el 13 y 14 de diciembre próximo. También tocarán “Ensamble Majamama”, “Fuerza Labor” y la mítica “Agrupación Ciudadanos”.

La compositora cuenta que se está organizando el lanzamiento de “Fonemas para el Trayecto” del “Coro Fonético”. Se prepara además un montaje performático con el “Colectivo =:+” y se realizará la presentación de “Voces de sueños viejos”, de “Esperpéntica”.

“Tocaré también en una muestra que invita a diferentes músicos a generar una pieza sonora en el marco de la exposición ‘Cuaderno de Composición’, de Martín Gubbins y Daniel Reyes León que se realizará desde el 15 de noviembre en el MAC del Parque Forestal, donde un poema visual de Martín se estará imprimiendo constantemente en tres impresoras antiguas. A esto se suma que saldrá una obra mía en ‘Ensayos Sonoros’, espacio dedicado a la experimentación y producción de obras sonoras, utilizando las metodologías del ensayo plasmadas en un disco digital. El disco será editado en el sitio web de Sónec: Sonoteca de Música Experimental y Arte Sonoro Chileno. Son trabajos de 5 artistas, 5 piezas sonoras experimentales y de reflexión crítica. Los trabajos serán presentados en Radio Tsonami entre diciembre de 2018 y enero 2019. Mi trabajo es sobre niños víctimas de atropellos a los derechos humanos”, completa.

LOS DISCOS QUE LANZARÁ

“Esperpéntica”: “Voces de sueños viejos”.

“Composiciones para teatro”: 18 tracks de música incidental e instrumental compuestos para 10 montajes teatrales entre 2010 y 2017.

“Cuatro Obras para Contrabajo”: Esta segunda edición se ve impulsada por el proyecto “El oyente emancipado” del contrabajista venezolano, Alejandro Sepúlveda.

“Náusica”: El disco fue grabado una noche de invierno de 2012, siendo su edición un homenaje sonoro a Cristóbal Cornejo.

“Coro Fonético” (poesía fonética ruidista): “Fonemas para el trayecto”.

CONCIERTOS

-Presentación de “Obras 2004-2018 Karla Schüller”: Jueves 8 de noviembre, 20 horas, Sala Máster de la Radio Universidad de Chile (José Miguel Claro 509, Providencia). Entrada liberada con invitación.

-Charla –concierto del contrabajista venezolano Alejandro Sepúlveda. Artista viene desde Argentina a interpretar dos obras del disco “Cuatro Obras para Contrabajo”. Viernes 9 de noviembre, 18:30 horas, en Uniacc (Avenida Salvador 1434). Entrada liberada.

-Lanzamiento de “Náusica”: Festival Perfectible M100: Jueves 13 y viernes 14 de diciembre.