Tea-Time: “No soy un golpeador de mujeres, soy inocente frente a lo que se me acusó”

El exintegrante de la banda Los Tetas se sinceró en su primera aparición televisiva tras ser acusado de agredir a su expareja, Valentina Henríquez.

534

A más de un año de haber sido portada de los principales medios nacionales por ser acusado de agredir a su expareja Valentina Henríquez, y luego que se suspendiera el proceso judicial en su contra, Camilo Castaldi – mejor conocido como “Tea-Time”hizo su primera aparición televisiva. 

El rapero fue invitado al programa “Síganme los buenos”, del canal VTR y habló sobre el caso en que la Justicia finalmente dictó una orden de alejamiento por dos años y actividades en colegios, como cursos de poesía o conciertos, a modo de castigo. “Estoy muy contento, quería dejar eso atrás y empezar una nueva vida”, comenzó diciendo.

En relación a su expareja, Castaldi señaló que “era una relación tóxica, de dos personas que estaban enfermas. Yo puedo hablar de mi enfermedad. No voy a hablar de lo que le corresponde a ella asumir. Pero las relaciones tóxicas se construyen de a dos. Todos los episodios se construyen de a dos”.

“Lo que pasó fue que éramos dos personas enfermas y todo el mundo sabe cómo son las relaciones tóxicas. Una persona es celópata, y empieza a haber muchos episodios de control”, agregó.

Asimismo confesó padecer una adicción, que “es una enfermedad, que es evadir los problemas, la tristeza. El no querer enfrentar el conflicto emocional que uno tenga, el no querer ver los rasguños del pasado que son heridas del espíritu, del alma, que hacen que uno no sepa reaccionar frente a situaciones”.

De igual modo, Castaldi enfatizó en que “definitivamente” no golpeaba a Henríquez, pero que se daban situaciones de violencia en que se arrojaban objetos y que incluso llegaron a llevarla a un hospital para que le administraran calmantes.

“Lo que ocurrió en muchas ocasiones es que, incluso con su madre presente, cuando entraba en crisis, en desesperación, ocurría una escalinata que era irrefrenable. En donde empezaba a quedar un caos de una magnitud gigante en mi casa”, indicó Tea-Time.

“Ella me amenazaba constantemente con suicidarse, y de eso hay pruebas. La vieron parada en la ventana. Yo la tuve que bajar de la ventana, con fuerza, obviamente. Ocurría un montón de desastres”.

Otro episodio que abordó el músico fue el de la fotografía que publicó Henríquez en Facebook, donde aparecía con un ojo severamente golpeado. Dijo que “fue un evento muy lamentable. Yo estaba hablando por WhatsApp en la casa y ella estaba fuera de control, porque no le quería entregar mi celular. Empezó su escalinata, a subir, a subir, a subir. Hasta que agarró un palo que había en la pieza y empezó a golpear mis equipos de música”.

“Probablemente no reaccioné bien, tal vez me excedí en la fuerza. Obviamente que en ese momento a uno le da ira, rabia, todo. La agarré con fuerza, porque atrás estaba la cama, y la tiré con mucha fuerza. Caímos los dos a la cama. Ella se da vuelta y le veo el ojo hinchado. Y en ese momento le dije ‘mira a lo que llegamos’. Fui a buscar hielo. No quería el hielo. Volví, empezó a llamar a los papás, dijo que yo le había pegado un combo. Entonces eso no es así”, añadió.

“No soy un golpeador de mujeres. Soy inocente frente a lo que se me acusó, y eso lo quiero dejar muy en claro“, finalizó el músico.