Colapso en las bencineras de la región del Magallanes, especialmente en Punta Arenas, y rutas cortadas han sido los efectos del paro indefinido de camioneros de la región convocado por la Asociación de Camiones.

La medida se tomó luego de no llegar a un acuerdo con la intendenta María Teresa Castañón, a la que le plantearon una serie de demandas. Entre ellas, exigieron un aparcadero, la eliminación del impuesto específico a los combustibles y la instalación de más funcionarios del SAG en el paso fronterizo Integración Austral.

Desde la noche del martes que se han visto largas filas de automóviles en las bencineras para cargar los vehículos con combustible, mientras que en la madrugada de este martes se han visto algunas rutas con barricadas, impidiendo el libre tránsito.

La autoridad regional se comprometió a entregar alguna solución antes del viernes, a través de una mesa de trabajo.