Abogado de víctimas de Karadima: “Creo que es claro que viene un fallo luego”

“Mientras no salga un fallo que esté firmado por los tres ministros y notificadas las partes, el resto pueden ser buenas informaciones, buenos datos periodísticos”, explicó Juan Pablo Hermosilla.

169

El abogado Juan Pablo Hermosilla, quien representa a las víctimas del sacerdote Fernando Karadima que demandaron al Arzobispado de Santiago, afirmó este lunes que “la defensa de los cardenales siempre ha estado desde las sombras”. 

Respecto a la información dada a conocer el domingo por La Tercera, en cuanto al establecimiento de un pago de 450 millones de pesos por daño moral a Juan Carlos Cruz, James Hamilton y José Andrés Murillo, la cual fue negada este lunes por un ministro del tribunal de alzada, quien indicó que aún no se vota dicha resolución, Hermosilla dijo a radio Cooperativa que la causa “queda en el mismo lugar que estaba antes no más”.

“Mientras no salga un fallo que esté firmado por los tres ministros y notificadas las partes, el resto pueden ser buenas informaciones, buenos datos periodísticos”, explicó a la emisora.

Posteriormente añadió que “yo sí creo que es claro que viene un fallo luego, que viene un fallo próximo y hay que estar en lo que se diga. Esto que apareció en La Tercera, entiendo que, incluso por lo que me informaron periodistas de La Tercera, es una filtración que ellos obtuvieron desde adentro del sistema judicial y no es una filtración que llega de afuera”.

El abogado agregó que “ésta es una causa que lo único que no puede hacer a esta altura es sorprenderme, porque han pasado cosas extraordinarias desde el día uno y, por lo tanto, creo que esta causa hasta el final va a dar que hablar y va ser a tumbos. Cuando uno se enfrenta a gente poderosa, las cosas no son fáciles, no son fluidas, son tres pasos para adelante y dos para atrás”.

Asimismo, manifestó que “la defensa de los cardenales siempre ha estado desde las sombras, no ha sido una defensa abierta, tienden a hablar poco y todo lo hacen por debajo. En Rancagua han pasado cosas inauditas con motivo de la investigación penal por encubrimiento”.

Luego, añadió que “cuando te enfrentas a gente poderosa y soberbia, además, es difícil, es a pulso, hay que estar empujando, hay que estar alerta, hay que estar mirando debajo de la mesa, porque pueden estar haciendo cosas”.

Caso Karadima: presidente de sala que ve la demanda contra iglesia niega fallo