“La llegada de 5G a Chile depende de la eliminación de incertidumbre”

El director de 5G Américas, José Otero, en entrevista con La Nación, despeja dudas respecto del proceso de implementación de esta nueva tecnología en la región y destaca la mayor rapidez y menor latencia, que beneficiarán directamente la experiencia de los usuarios.

1010

La implementación de la red 5G en Chile y América Latina permitirá vivir una nueva experiencia tecnológica relevante, ya que resultará más fácil la utilización de los dispositivos inteligentes y nos permitirá  estar conectados a una mayor velocidad, como parte de un importante cambio social, tecnológico e industrial.

Este tipo de internet es conocido como el Internet de las Cosas (IOT), ya que a través de esta red los dispositivos inteligentes pueden funcionar de mejor manera, contando con una red hasta 100 veces más rápida que la internet actual, que es lo que conocemos como 4G. Un contenido que en la actualidad tarda en cargarse unos 20 milisegundos, con el 5G la espera podría reducirse a tan solo 4 milisegundos.

Los expertos afirman que 5G traerá consigo una nueva gran revolución industrial, ya que con esta  tecnología -y el acceso de las personas a ella- se podrán fabricar nuevos productos y dispositivos  que resolverán las necesidades de nuestra sociedad, principalmente en el área de las comunicaciones, inteligencia artificial, telemedicina y seguridad.

Para conocer más sobre el desarrollo y futura implementación de 5G en la región y Chile, La Nación entrevistó en Futurecom 2018 –encuentro se desarrolló entre este lunes y el jueves en Sao Paulo, Brasil- a José Otero, director para América Latina y el Caribe 5G Américas, quien hace especial énfasis en que “5G va a depender de la estrategia de cada operador, de su participación de mercado y de si su interés será apuntar a un nicho o a un público masivo. Los primeros lanzamientos de 5G que se han realizado este año en la región están orientados a servicios fijos, mientras que el próximo año, cuando ya contemos con celulares que puedan soportar esta tecnología, veremos los primeros lanzamientos para servicios móviles”.

Otero sostiene que los candidatos para iniciar con 5G móvil el próximo año son Uruguay, Brasil, Chile y en menor grado Colombia y México.

En el caso de Chile, señala, habrá que ver qué va a suceder con los anuncios en términos de política de administración de espectros, de modo de proyectar cómo se asienta el mercado. “Actualmente existe una incertidumbre y hasta que no se llegue a un acuerdo que resuelva las diferencias entre las autoridades y los operadores, no existirá la inversión requerida. Eso sí, apunta el ejecutivo, “el perfil de Chile es de usar muchos datos, de entregar valor agregado, históricamente ha sido reconocido por la implementación de nuevas tecnologías”, por lo que proyecta que es factible que sea parte de los países a la vanguardia del 5G.

Hay mercados en América Latina donde la adopción de nuevas tecnologías es más rápida “y a nosotros nos interesa que esto sea rápido de forma que los públicos sean beneficiados de forma más temprana por la tecnología”, afirma. En ese sentido, “hemos visto que siempre Chile ha estado ahí, que forma parte de los países que implementan primero las nuevas tecnologías y benefician rápidamente a sus públicos”.

Por otra parte, las principales barreras en todos los países son la disponibilidad de espectro, las regulaciones y la burocracia que acompaña a este tipo de procesos. “El desafío que deberán enfrentar los mercados para poder operar con 5G también incluye la disponibilidad de nuevos celulares y dispositivos móviles que puedan incorporar esta tecnología”, ya que con la mayoría de los que están siendo utilizados actualmente no es posible conectarse aunque ya estuviera disponible la conexión.

5G Y SUS PRINCIPALES BENEFICIOS

A los ojos del usuario final lo más importante es que 5G le entrega mayor velocidad, “si ahora hablamos de megabytes después vamos a hablar de gigabytes. Asimismo, se va contar con menor latencia, es decir el tiempo que se toma desde el origen hacia el destino, estamos hablando de microsegundos que a nivel usuario se traduce en juegos y aplicaciones en tiempo real sin problemas”, asegura Otero.

En los segmentos minería y salud, donde se trabaja con aplicaciones de misión crítica y la vida humana depende de ello, cualquier segundo de ventaja es crucial, por lo que 5G viene a contribuir decididamente en estas áreas.

En tanto, para el usuario a corto plazo lo que va a notar es el aumento de cientos, de miles de nuevos dispositivos conectados simultáneamente en lo que ya se conoce como el Internet de las Cosas. Los televisores, los semáforos, el medidor de la energía, el sistema de correo, dispositivos de los agronegocios, son todos elementos que pasarán a formar parte de 5G y para el usuario final poder contar con una conexión estable será vital para tener una buena experiencia.

En la transformación digital que viene con esta tecnología, toda la innovación se va a estar comunicando, va a ser positivo para el sector de energía, comunicaciones, medicina y otros que van a incorporar y crear nuevas soluciones locales que resolverán problemas particulares dependiendo de la zona de la región.

Eso sí, insiste el director, “todo va a depender de la estrategia de negocio del operador, el gobierno podrá habilitar la ruta pero quien lanza la nueva tecnología tiene su propio plan de negocios, sus finanzas y lo que busque alcanzar. También resulta muy relevante que los usuarios y operadores se eduquen respecto de los alcances de 5G, sobre cómo sacarle el mayor partido y cómo incorporarlo de la mejor forma a las realidades locales”.

5G Américas es una entidad dedicada constantemente a monitorear y contribuir, con una serie de consideraciones de política para los servicios de banda ancha móvil de entes gubernamentales en países de toda la región. Asimismo, esta organización aporta white papers, presentaciones o documentos de posición para informar a organismos y entes regulatorios sobre cuestiones técnicas y de mercado.