Exministro Cuadra admite que le preguntó a Pinochet por los detenidos desaparecidos

Abogado contó que la primera vez que abordó la delicada situación que vivían cientos de familias y personas en el país, fue en un encuentro que coordinó el propio Jaime Guzmán en La Moneda (1976), cuando él cursaba segundo año derecho.

519

El ex ministro secretario general de Gobierno y diplomático de la dictadura, Francisco Javier Cuadra, reveló que en dos oportunidades le consultó a Pinochet sobre el tema de las violaciones de los derechos humanos y en especial sobre los detenidos desaparecidos. 

En un entrevista publicada por La Tercera, el abogado y académico, detalló que la primera vez que abordó la delicada situación que vivían cientos de familias y personas en el país, fue en un encuentro que coordinó el propio Jaime Guzmán en La Moneda (1976), cuando él cursaba segundo año derecho.

Allí, de acuerdo a Cuadra, le preguntó derechamente sobre los casos de derechos humanos, a lo que Pinochet le habría contestado que el país estaba en una “situación de guerra” y que era responsable de “mantener el territorio”. 

Luego, en 1984, cuando el abogado ya era parte del gabinete, según su relato, varias veces abordaron los casos de detenidos desaparecidos, situación que se repitió, afirma, en los últimos días del general, cuando éste estaba postrado.

“(…) Ahí varias veces conversamos del tema, particularmente el tema de los detenidos desaparecidos. Y en esa última conversación, poco antes de que él muriera, cuando me planteó el tema de que yo siempre le había dicho la verdad, le dije que para mí era muy importante que él supiera bien cuál era el fondo de mis argumentos sobre el tema y que no era solo en lo político, no en lo profesional, ni siquiera en la cuestión ética jurídica, era en la cuestión antropológica. Vale decir, en las culturas a las que Chile pertenece, los muertos son respetados y las familias tienen derecho a sepultar a sus muertos”, confesó.

Consultado por la postura del general, Cuadra detalló que la respuesta de Pinochet fue la siguiente: “‘No siempre se puede hacer lo que uno quisiera'”.