CDE demandó a 16 herederos de Pinochet para que devuelvan US$16 millones

Entre los demandados está la viuda Lucía Hiriart, sus cinco hijos y bisnietos. Dicha cifra corresponde a la diferencia entre el total “del patrimonio de origen ilícito de Pinochet y el monto que fue finalmente objeto del comiso” por parte del fallo de la Corte Suprema.

932

El Consejo de Defensa del Estado (CDE) interpuso una nueva acción judicial con el fin de recuperar el valor total del patrimonio “de origen ilícito” que el general Augusto Pinochet Ugarte heredó a 16 de sus familiares: su viuda, sus cinco hijos, nietos y bisnietos. Anteriormente, se había decretado, a petición del organismo, la retención de bienes y la prohibición de celebrar actos contratos sobre la totalidad de los bienes.

La información aparece este viernes en El Mercurio, que también consigna que la demanda se presentó ante el Séptimo Juzgado Civil de Santiago por provecho del dolo ajeno por la suma de US$16.244.768,74 -equivalente a casi $11 mil millones-, a cuyo pago solicita sean condenados los demandados, más reajustes e intereses. Esto “por provecho que recibieron como consecuencia de hechos delictivos perpetrados por su persona”.

Según el escrito, dicha cifra corresponde a la diferencia entre el total “del patrimonio de origen ilícito de Pinochet y el monto que fue finalmente objeto del comiso” por parte del fallo de la Corte Suprema: US$ 1.621.554,46.

“Pese a que los herederos de Augusto Pinochet Ugarte poseen un título que les permite recibir una porción de bienes, se trata de un título ilegal e injusto, al obtener los beneficios de la actuación delictual del causante, perjudicando con ello el patrimonio del Estado”, dice la demanda.

Se agrega que el fallo de la Suprema en el caso Riggs estableció que una porción del patrimonio de Pinochet Ugarte se conformó gracias a “actos punibles de sustracción del patrimonio público”. 

En paralelo, el ministro del máximo tribunal, Guillermo Silva, expuso en el encuentro de jueces del G-20, en Buenos Aires, Argentina, que se requiere de una reforma en torno “al sistema de recuperación de las ganancias ilícitas”, ya que no es posible el decomiso de todos los bienes. Para ejemplificar, se refirió al fallo del caso Riggs por el patrimonio de Pinochet.