Día Sin Auto: Ministras llaman a privilegiar bicicleta y el transporte público

Titular de Transportes, Gloria Hutt, dijo que “como ministerio asumimos el compromiso de mitigar los efectos que tiene el material particulado generado por los vehículos motorizados sobre los habitantes de nuestras ciudades”.

109

Las ministras de Transportes, Gloria Hutt, y del Deporte, Pauline Kantor, encabezaron el primer Día Nacional Sin Auto, el que fue instaurado de manera oficial para el último viernes de septiembre. 

En la actividad, que se desarrolló con el cierre parcial de calle Agustinas, las autoridades destacaron la importancia de utilizar el transporte público, para así ayudar a descongestionar las ciudades y contribuir a reducir los gases de efecto invernadero.

“Como ministerio asumimos el compromiso de mitigar los efectos que tiene el material particulado generado por los vehículos motorizados sobre los habitantes de nuestras ciudades”, dijo la ministra Hutt.

“Junto con incentivar el uso de otros modos de transporte, como la caminata y la bicicleta, hemos dispuesto la incorporación de 200 buses eléctricos para el transporte público de la Región Metropolitana, esto junto con exigir que las nuevas empresas que operarán el sistema cuenten con vehículos con menores emisiones y, por ende, sean más amigables con el medio ambiente”, añadió.

A modo de ejemplo, y para entender el protagonismo de otros modos de transporte, dijo que solo en Santiago se estima que diariamente más de un millón de viajes se realizan en bicicleta, más de 5 millones en transporte público y cerca de 6 millones corresponden a caminatas.

A su vez, para dimensionar el aporte del transporte público en la descongestión vial, la ministra recordó que un bus estándar de Transantiago, de 12 metros de largo, transporta la misma cantidad de pasajeros que 80 automóviles, por lo que reafirmó su invitación a privilegiar el uso de los sistemas de transporte colectivos, tales como buses, metro y servicios de tren.

La la ministra Kantor destacó que “si caminamos 30 minutos al día no sólo ayudamos a descongestionar y a disminuir la contaminación, sino que también se reduce el riesgo de sufrir enfermedades cardiacas y accidentes cerebrovasculares”.