Insulza: “Evo Morales es un hombre demasiado variable como para mantener un diálogo efectivo”

A 8 días del fallo de La Haya, Insulza asegura que un llamado de la corte a dialogar sería "una derrota muy fuerte" para el mandatario boliviano.

381

A 8 días del fallo de La Haya, el exagente ante ese organismo, José Miguel Insulza reafirma que la soberanía nacional no está en juego y asegura que un llamado de la corte a dialogar sería “una derrota muy fuerte” para el mandatario boliviano, pues es lo que Chile venía impulsando desde hace varios años.

Creo que se está haciendo un barullo sobre La Haya bastante más grande de lo que debería ser. La verdad es que nadie tiene todavía ninguna idea del fallo, aunque todos tienen la intuición de que, en general, va a rechazar la pretensión boliviana, pero podría llamar a un cierto diálogo. Eso creo que sería bueno y favorable para Chile”, comentó Insulza a La Tercera.

Entre los escenarios ante el fallo de La Haya, expresó que nos movemos entre la posibilidad de que se llame a un diálogo sin condiciones y sin prejuicios y de distintas formas.

“Ya sea que la Corte diga que se ha creado una expectativa y que hay que cumplir esa expectativa, o que Chile y Bolivia ya han negociado muchas veces y podrían negociar de nuevo. O que diga que se rechaza la demanda boliviana y luego se base en el artículo 3 de la carta de Naciones Unidas para pedir que haya diálogo entre los países para resolver sus diferencias. Entre esas cosas nos vamos a mover y, al final, de ninguna manera esto hipoteca nuestro territorio”, dijo.

Respecto a las relaciones con Evo Morales y Bolivia, Insulza, aseguró que “lo único que queremos sería tener una relación normal con ellos y tener relaciones diplomáticas. Ahora, eso no se puede condicionar a quién esté en la Presidencia de Bolivia. Pero ciertamente que el diálogo con Evo Morales es mucho más difícil, no cabe ninguna duda, porque él lo ha hecho difícil. Un día habla del ‘compañero Piñera’ y al otro día empieza a insultar. Es un hombre demasiado variable como para mantener un diálogo efectivo. Pero, claro, su único objetivo real es llegar a ser Presidente de Bolivia de nuevo”.