Hasta un 77% de los peatones cruza la calle con luz roja

Esto según una investigación realizada por la Unidad de Estudios de la ONG No Chat, que también entrega datos de las personas que cruzan escuchando música o usando el celular.

188

Un 27,28% de los peatones cruza las calles escuchando música con audífonos y hasta un 40% en algunas zonas de Santiago, mientras que un 5,45% lo hace manipulando el celular, con un peak de casi 10% en algunas comunas. A la vez, hasta un 77% de los transeúntes cruza la calle con luz roja en las jornadas de mañana en determinadas partes de la región Metropolitana. 

Son parte de los resultados de una investigación realizada por la Unidad de Estudios de la ONG No Chat titulado “Conductas distraídas del peatón, observadas en esquinas con mayor concentración” y que busca determinar actitudes asociadas a la distracción e imprudencia de los peatones en las calles, que pueden ser factores de riesgo en eventuales siniestros viales.

Dentro de las conductas relacionadas con el fenómeno de la distracción, el estudio determinó que a nivel general casi un tercio de los peatones cruza las calles escuchando música y que en torno al 5% lo hace manipulando el celular, sea chateando o usando otras aplicaciones. Mientras, un 2,87% lo hace hablando por teléfono y un 1,2% mirando diarios o revistas. 

Asimismo, los resultados mostraron que la esquina de Alameda con Santa Rosa, en la capital, tiene la mayor cantidad de peatones con estas conductas al cruzar: un 40,48% de ellos lo hace con audífonos en ambos oídos y un 9,94% lo hace chateando, siendo la tasa más alta registrada en las zonas estudiadas

Respecto de lo peatones que utilizan auriculares, en la jornada donde es más frecuente esta conducta es la mañana, siendo el doble que las tardes. A su vez, el peatón que cruza las calles chateando duplica su frecuencia en las tardes, lo mismo que con quienes lo hacen hablando por celular, sin manos libres.

“Hoy es muy común y un reflejo de la era en que vivimos ver a transeúntes distraídos caminando por la calle y a la vez enviando mensajes de texto o conversando a través del celular. Todo eso colabora directamente en que se produzcan siniestros que provocan lesiones graves o incluso la muerte”, explicó Claudia Rodríguez, directora ejecutiva de la ONG No Chat, quien agrega que se trata de conductas que la mayoría de las veces son repetidas por niños, algo que debe ser evitado.

En cuanto a conductas imprudentes, un 29,41% de los transeúntes estudiados cruzó las esquinas con luz roja. En ese promedio, un 32,09% corresponde a adultos, conducta que es replicada por niños, donde un 30,4% mostraron el mismo tipo de actitudes que los mayores al cruzar sin esperar la luz verde.

En esa línea, la esquina con mayores imprudencias fue la correspondiente a Camino La Farfana con Avenida El Rosal, en Maipú, donde en la jornada de la mañana un 77% de los peatones cruzó la calle con luz roja, mientras que un 62% hizo lo mismo en las jornadas de la tarde.

De acuerdo a Cristián Escobedo, académico de la Facultad de Arquitectura y Urbanismo de la Universidad de Chile y uno de los investigadores que desarrolló el estudio, “que casi un 80% de los personas cruce las calles sin consideración del semáforo en algunos sectores, nos habla de un fenómeno que debe atenderse de manera urgente y que se haga hincapié sobre todo entre los niños y adolescentes, para evitar repetir estas conductas”.

Según cifras entregadas por Conaset, durante 2017 se registraron 94.879 siniestros de tránsito, dejando como consecuencia 1.483 fallecidos en las vías y 62.171 de lesionados, donde 8.534 fueron graves. Del total de peatones involucrados en accidentes (10.046), hubo 537 que fallecieron. 

El estudio de la ONG No Chat -descriptivo transversal con enfoque cuantitativo- consideró la observación de 6.477 peatones en jornadas de mañana y tarde en seis esquinas de Santiago, en dos periodos entre enero y marzo de este año. Dentro de los peatones observados, un 58,55% corresponde a adultos, un 28,78% a jóvenes, mientras que un 9,63% a adultos mayores y un 3,04% a niños.