Autoridades de Puerto Montt garantizan descarga segura de residuos del Seikongen

Con la finalidad de transparentar la información a la ciudadanía, las autoridades involucradas en el proceso están entregando periódicamente un balance desde el primer día que comenzó la operación de descarga del Seikongen, embarcación que contiene una carga de 214,3 toneladas de salmones descompuestos y 67 mil litros de petróleo. 

180

La autoridad marítima de Puerto Montt y la Seremi de Salud de Los Lagos informaron que el proceso de descarga de residuos del wellboat Seikongen se ha realizado en absoluta normalidad y bajo las normas establecidas en materia de salud y medioambiente. 

Con la finalidad de transparentar la información a la ciudadanía, las autoridades involucradas en el proceso están entregando periódicamente un balance desde el primer día que comenzó la operación de descarga del Seikongen, embarcación que contiene una carga de 214,3 toneladas de salmones descompuestos y 67 mil litros de petróleo.

La seremi de Salud, Scarlett Molt, señaló que se han realizado maniobras de mantención y un permanente monitoreo del buque y su contenido, estando todos los niveles dentro de lo normal.

Molt añadió que se han ido realizando trabajos de mantención de niveles de gases de las bodegas en búsqueda de evitar complicaciones.

Las mediciones efectuadas de ácido sulfhídrico se encuentran dentro de lo establecido por normativa para realizar las labores en forma segura, donde hasta el momento todas las descargas no han evidenciado problemas sanitarios ni para los trabajadores, ni para las ciudadanía que reside en las cercanías de Calbuco”, dijo.

“Es más – añadió Molt- en visita efectuada a planta Los glaciares en Panitao se constata que en las operaciones de descarga se toman todas las medidas necesarias para evitar inconvenientes para los trabajadores y que las labores se efectúan en total normalidad”. 

La autoridad marítima y la Seremi de Salud enfatizaron que la descarga se ha hecho bajo estrictas normas medioambientales impuestas y aprobadas en el Plan de manejo de riles industriales, sin que ninguno de los fiscalizadores de los Servicios Públicos intervinientes haya constatado algún inconveniente que ponga en peligro la salud humana y/o el medioambiente.