Timonel de RN: “Varias veces me he tenido que morder la lengua”

Mario Desbordes fue uno de los doce diputados de su bancada que respaldó la ley de identidad de género despachada esta semana del Congreso, una iniciativa resistida por los sectores más conservadores del oficialismo y de su propio partido.

913

El presidente de Renovación Nacional, Mario Desbordes, fue uno de los doce diputados de su bancada que respaldó la ley de identidad de género despachada esta semana del Congreso, una iniciativa resistida por los sectores más conservadores del oficialismo y de su propio partido, que rechazó mayoritariamente la propuesta impulsada por el gobierno.

En entrevista con La Tercera, Desbordes si bien valoró esa diferencia de opiniones, criticó la contradicción de quienes defienden el derecho de los padres a elegir la educación de sus hijos, pero no hacen lo mismo antes aquellos que tienen un hijo o hija transgénero. 

“En el proyecto del gobierno se aseguró que la voluntad del menor de edad requiere el acuerdo con los padres para hacer el cambio de sexo registral. Y eso, para mí, era la garantía esencial, porque creo en la voluntad de los padres. Entonces, me cuesta entender esa contradicción entre quienes pedían y exigían públicamente “no te metas con mis hijos”, y hoy día creen que este es un proyecto que atenta contra la familia. O sea, en el fondo es no te metas con mis hijos, salvo cuando a mí me conviene meterme con los tuyos”, precisó.

Respecto a las diferencias que se generaron en su bancada por este tema, Debsordes manifestó que “terminó la votación y almorzamos en la bancada sin ningún problema. Nadie se mandó a cambiar del almuerzo, nadie increpó a nadie, y eso a mí me deja tranquilo. Creo que esta diversidad que tenemos en la bancada de RN, que no es fácil, y en el partido, necesita un poco estas pruebas, que creo que va a ser la única en temas valóricos”. 

Respecto al votar en concordancia con una postura minoritaria en RN en este tema, el timonel reveló “varias veces me he tenido que morder la lengua, porque soy el presidente del partido. Varias veces he tomado la decisión de guardar silencio por respeto a lo que puedan opinar algunos militantes o dirigentes que piensan distinto, a veces, incluso, yo siendo parte de la mayoría. Pero en este tipo de proyectos, la verdad es que llegué a la convicción de que había que opinar. Y sabiendo que era minoría. Era necesario opinar, contra las advertencias, desde amenazas de muerte a amenazas de que me van a funar, amenazas de que me van a sacar del cargo de diputado, que van a ir a buscar votos en mi contra y un largo etcétera“.

Debordes mencionó además que “me he mordido la lengua, porque a veces hay críticas que hacerle al gobierno, y hay que hacerlo en privado, directo al gobierno y no a través de los medios, porque sí he hecho varias críticas internas y así se trabaja idealmente. Me he mordido la lengua, porque muchas veces lo que uno dice puede herir si es que no se entiende bien”.