Huracán Florence ya deja sus primeras víctimas fatales

“La tormenta está causando estragos”, dijo el gobernador de Carolina del Norte, Roy Cooper, al señalar que medio millón de personas están sin electricidad en el estado.

239

El huracán Florence dejó sus dos primeras víctimas mortales a su paso por la costa este de Estados Unidos, una madre y su bebé, anunció el viernes la policía de Wilmington, en Carolina del Norte.

“Una mujer y su bebé murieron cuando un árbol cayó sobre su casa. El padre quedó herido” y está hospitalizado, escribió la policía en su cuenta de Twitter.

El huracán tocó tierra este viernes cerca de Wilmington, azotando la costa con fuertes vientos y lluvias torrenciales.

Una portavoz del condado de Pender, también en Carolina del Norte, dijo que otra mujer murió por un problema de salud no especificado, después de que llamara a los servicios de emergencia pero éstos no pudieran asistirla debido a que tres árboles caídos bloqueaban el camino. 

Según medios locales, la mujer había sufrido un ataque cardíaco.

El huracán, que se degradó a categoría 1 en la escala de cinco de Saffir-Simpson, sigue siendo muy peligroso, advirtió el Centro Nacional de Huracanes (NHC).

En un momento en que los rescatistas luchaban por rescatar a las personas atrapadas en sus hogares, en medio de los fuertes vientos y las aguas llenas de escombros, las autoridades informaron de las primeras víctimas.

“La tormenta está causando estragos”, dijo el gobernador de Carolina del Norte, Roy Cooper, al señalar que medio millón de personas están sin electricidad en el estado, que tiene una población de 10 millones, y que el nivel de los ríos “se elevará durante días”.

BAR DONDE NACIÓ LA BANDA ALABAMA, EN EL OJO DEL HURACÁN

Hace 38 años, Victor Shamah compró el bar The Bowery, que vio nacer a la banda Alabama, en la playa de Myrtle Beach, en Carolina del Sur. Este viernes, el hombre de 60 años está decidido a enfrentar a la tormenta Florence en esta cabaña llena de recuerdos y proteger “algo que ama”.

“Lo que pasa es que esto se convierte en tu orgullo y alegría”, dice Shamah en la puerta del local, con la entrada delantera y las ventanas tapiadas con chapas de madera, cuando el huracán comenzaba a hacerse sentir en el norte de Carolina del Sur.

“Es algo que hago todo el tiempo, es algo que amo. The Bowery es parte de mí”, comenta a la AFP.

Detrás de él, las nubes se arremolinan pesadamente y el mar se retira de la orilla, con la intención de cumplir luego la amenaza de inundar toda la costa, según meteorólogos, con hasta tres metros de agua.

Pero Shamah, que además tiene otras propiedades en el paseo costero de Myrtle Beach, piensa quedarse en el segundo piso del histórico bar, fundado en 1944.

El grupo, que colocó números 1 como “Mountain Music”, “Roll On 18 Wheeler” y “If you’re gonna play in Texas”, tocó en The Bewery por propinas desde 1973 hasta 1980, contó Shamah.

“Sólo propinas, todos los veranos”, dice.

Hasta que en 1980 la banda formada por Randy Owen, Teddy Gentry y Jeff Cook abandonó el bar y firmó un contrato con la discográfica RCA.

Fue entonces cuando Shamah, que ya tenía la propiedad contigua, compró el bar en el que habían tocado durante años sus amigos de Alabama, a quienes acompañó en algunas giras fuera de temporada.

Bajo la lluvia y azotado por el viento, Shamah abre el local por la puerta trasera para mostrar los recuerdos que tanto le cuesta abandonar a la voluntad de Florence.

Las paredes están forradas de fotografías de la banda de los ‘70 y, en una esquina, se erige una máquina “que dice la fortuna” de unos 60 años.

En lo alto hay 21 copias de los discos de oro que ganó Alabama, dedicados al bar, y entre los muchos recuerdos una guitarra de su “Farewell Tour”, la última gira de la banda en 2003.

“Los primeros años ellos no eran nadie. Alabama no hizo The Bowery. Fue The Bowery el que hizo Alabama. Ellos aprendieron aquí cómo entretener”, rememora Shamah.

“Esto es parte de mí. No lo puedo reemplazar. Todo es original”.

Huracán Florence tocó tierra en la costa este de Estados Unidos