Restos de salmones del buque Seikongen quedarán en vertedero de Osorno

El intendente de Los Lagos Harry Jürgensen explicó que el proceso, que se demorará 4 o 5 días, con la extracción de los residuos desde el buque hacia naves especializadas, para luego dirigirse al puerto de San José de Calbuco.

344

Luego que la Gobernación Marítima de Puerto Montt autorizara el plan de extracción, descarga y disposición final de residuos del buque Seikongen, embarcación que se hundió con toneladas de salmones descompuestos y combustible en la región de Los Lagos, el intendente Harry Jürgensen detalló que los desechos serán depositados en un vertedero de Osorno. 

Según detalló la autoridad regional, los restos serán dispuestos en la planta de residuos industriales “Ecoprial”, que cuenta con una zanja exclusiva autorizada por la Seremi de Salud.

Jürgensen explicó que el proceso, que se demorará entre cuatro a cinco días, comienza en Puerto Montt con la extracción de los residuos desde el buque hacia naves especializadas y certificadas en manejo de mortalidad de salmones por sistema cerrado, para luego dirigirse al puerto de San José de Calbuco.

En este puerto de descarga de la empresa Fiordo Austral, a través del mismo sistema se transferirán los desechos a camiones herméticos de transporte de ensilaje, que se dirigirán a la planta Los Glaciares de Panitao en Puerto Montt para su tratamiento. Finalmente, los lodos restantes de todo este proceso quedarán en el vertedero “Ecoprial” de Osorno.

Desde la Intendencias recalcaron que todos estos procesos se encuentran revisados y autorizados por las autoridades pertinentes. 

“Espero que este caso nos permita definir protocolos seguros, con soluciones definitivas, propias de la región y así convertir una crisis en una oportunidad exitosa”, sostuvo el intendente de Los Lagos.

Hago un llamado a políticos y dirigentes sociales, a autoridades, a funcionarios y ciudadanos a informarse bien, a evaluar con antecedentes reales y fundamentos, y a reflexionar y aportar en ese sentido. Porque algunos, tal vez sin intención, emiten señales y provocan alarmas equivocadas, que producen confusión en las personas y perjuicio regional”, agregó Jürgensen.