Protagonistas de polémico tedeum evangélico están contratados por el Gobierno

Representantes religiosos -que en 2017 se enfrentaron a la administración de Bachelet- colaboran en Segpres y Trabajo. Presidente Piñera asistirá al tradicional evento, que se realizará el domingo 16 de septiembre.

1137

El próximo domingo 16 de septiembre está contemplado que el Presidente Sebastián Piñera participe del tradicional tedeum que se realizará en la catedral evangélica. 

En la ceremonia coincidirá con quien será el anfitrión del evento: el obispo Eduardo Durán Castro, padre del diputado Eduardo Durán Salinas (RN) y uno de los protagonistas del polémico tedeum de 2017, que estuvo marcado por fuertes críticas de los religiosos a la administración de la entonces Presidenta Bachelet. 

Según informa La Tercera en su edición de este domingo, además de Durán -quien fue parte del Consejo Ciudadano durante la campaña del Mandatario y hoy es el representante protocolar de las Iglesias Evangélicas y Protestantes ante el Estado chileno-, Piñera coincidirá durante el acto con otros de los protagonistas del controvertido tedeum evangélico del año pasado, algunos de los cuales terminaron siendo contratados por su gobierno.

Aquella vez se redactó un documento con el programa, en el que figuraba como coordinador el pastor Patricio Moya, secretario ejecutivo del Concilio Nacional de Iglesias Evangélicas, y quien fue uno de los que lanzó críticas en el tedeum al gobierno de Bachelet.

Moya -quien dijo esa vez que “no ha habido leyes urgentes para las necesidades reales de la gente”. Actualmente, aparece desde el 18 de junio contratado a honorarios como “experto” en el Ministerio Secretaría General de la Presidencia (Segpres) -que lidera Gonzalo Blumel (Evópoli)- con una remuneración de $1.032.355 y con una “calificación profesional o formación” de “Licencia de Enseñanza Media”. Todo esto, de acuerdo al registro que aparece en el portal de Transparencia de la Segpres.

Otro de los protagonistas del controvertido tedeum de 2017 es el entonces director de comunicaciones del Concilio de Iglesias Evangélicas, Cristián Nieto, quien días después del evento rechazó la reacción del gobierno de Bachelet y habló de un “enfriamiento” de las relaciones con La Moneda. 

Nieto, actualmente se encuentra trabajando a honorarios, desde el 16 de abril, en el Instituto de Previsión Social (IPS), organismo dependiente del Ministerio del Trabajo y Previsión Social, que encabeza Nicolás Monckeberg (RN), con una remuneración mensual de $3.333.333. 

En 2017, estos y otros de los representantes evangélicos apuntaron en el tedeum a los temas valóricos que levantó Bachelet en su gobierno, como el aborto y matrimonio igualitario.