Ejército señala que entregó voluntariamente información al Ministerio Público

El comandante en Jefe (s) del Ejército, general John Griffiths, se refirió al allanamiento del edificio Bicentenario del Ejército, en el marco de una investigación por fraude al fisco que sustenta el fiscal regional de Aysén, Carlos Palma.

436

El comandante en Jefe (s) del Ejército, general John Griffiths, se refirió ayer a la publicación en El Mercurio en que se informa sobre un allanamiento al edificio Bicentenario del Ejército, en el marco de una investigación por fraude al fisco que sustenta el fiscal regional de Aysén, Carlos Palma. 

El uniformado señaló que no hubo allanamiento, registro ni incautación de información en dependencias de dicho edificio, así como tampoco una orden de entrada y registro.

“Lo que sí ha habido es el ánimo del Ejército de colaboración permanente con las instituciones judiciales, por lo que el fiscal ha recibido la información solicitada, a su entera satisfacción”, sostuvo en entrevista con El Mercurio.

En ese sentido, agregó que “la política del Ejército es de transparencia y colaboración” y que el procedimiento llevado a cabo en el marco de la investigación fue “el ingreso del fiscal, acompañado de algunas autoridades y funcionarios de la PDI de civil, que fueron recibidos por el comandante de personal, general Germán Marx”.

Lo anterior, luego que el fiscal regional de Aysén, Carlos Palma, se refiriera a las diligencias realizadas por el Ministerio Público en dependencias del Ejército. “Hemos realizado diligencias tanto de tomas de declaración de imputados y testigos, levantamiento y allanamiento de prueba documental, especialmente información contable, financiera y también levantamiento de evidencias, computadores y otros sistemas de acumulación de documentación e información”, remarcó.

Las diligencias fueron ordenadas en la Región de Aysén, autorizadas por el Juzgado de Garantía en Aysén. Se allanó la Cuarta Zona de Ejército en la XI Región, en distintas dependencias de la Cuarta Zona del Ejército. Y ahora se está realizando lo mismo en Santiago, en el Ejército de Chile. La idea principal agregó- es levantar evidencia que a juicio nuestro pudiera encontrarse en poder en esas dependencias de Ejército y que sirve para acreditar la existencia de delitos y los responsables en el mismo.

El primer requerimiento de información, que tiene que ver con los sumarios de la investigación, se los pedí al Ejército los primeros días de junio. Y el requerimiento completo de información, ya no solamente los sumarios, sino la información total, la pedí en julio. Respecto de ambos no había llegado nada hasta la fecha. teniendo presente que habían pasado casi tres meses desde que habíamos solicitado esa información, decidí hacer diligencias intrusivas”, cloncluyó.