Consejos de expertos para no endeudarse en Fiestas Patrias

Especialistas señalan que para no generar un desequilibrio en las finanzas personales lo más importante es planificar el presupuesto con el que se contará para celebrar y no caer en gastos excesivos.

369

Con la llegada de las Fiestas Patrias no solo comienzan a sonar las cuecas, aparecen las ramadas y los asados, sino que también se “dejan caer” una serie de gastos extras que pueden generar un desequilibrio de las finanzas personales y llevarnos a un estado de endeudamiento, por lo que la recomendación de los expertos es planificar un presupuesto y estar organizado económicamente para sortear con éxito los días de celebraciones.

El primer consejo que entregan los especialistas “es hacer un presupuesto y planificar lo que se va a gastar, analizar si se puede pagar el gasto presupuestado y tratar de cumplirlo. En este sentido, es importante no olvidar los traslados, no solo pasajes de una localidad a otra, si no también internos durante los días de fiesta; alimentación, ya sea en fondas, restaurantes o asados y comida en casa; actividades, como entradas y juegos para niños, más algunos imponderables como resguardo”, señaló Diego Soffia, director ejecutivo de Efectivo.cl.

A su vez, el CEO de Inversión Fácil, Cristián Lecaros, destaca que “es muy importante que las personas y familias no se pasen de esa cifra presupuestada, pues es muy tentador en estos eventos gastar más de lo presupuestado y después la resaca no solo será por alcohol, sino que también habrá una resaca financiera que nos puede llevar a un estado de endeudamiento. Lo otro importante es no ocupar las tarjetas y pagar los gastos en cuotas, porque podrían juntarse con los gastos de las fiestas de fin de año. Entonces, es muy importante tratar de pasarlo bien, tratar de compartir gastos con familiares o amigos, gastar lo presupuestado y aprovechar el aguinaldo”.

Del mismo modo, ambos expertos son tajantes y rechazan de plano la posibilidad de solicitar algún crédito de consumo en algún banco para sortear estos gastos dieciocheros, ya que “se terminará recargando el gasto de muchos meses por el consumo de unos días… Luego faltará plata para los regalos de Navidad, luego para las vacaciones, después para los gastos de marzo y así sucesivamente, por lo que la peor opción es tomar uno de estos productos financieros”, explicó Soffia.

En este sentido, Lecaros resaltó que “por ningún motivo se debe utilizar un crédito de consumo para gastos eventuales, como estas celebraciones, porque finalmente termina pagando tres, cuatro o cinco fiestas por los intereses asociados, de ahí la importancia es que para estas fechas las personas provisionen todos los meses un porcentaje de sus ingresos, algo mínimo como 1% o 2%, para que se hagan un pequeño fondo que les permita disfrutar y no andar saliéndose de sus presupuestos originales. Los créditos de consumo son para bienes durables, como un refrigerados, un auto, pero no para el 18”.

Finalmente, si la opción para estas fechas es ahorrar o buscar la manera de rentabilizar el esperado aguinaldo, el CEO de Inversión Fácil recomendó “guardarlo para aumentar el fondo de un pie para un departamento o para poder financiar algún emprendimiento, por ejemplo, y si ya tengo uno para poder invertirlo en marketing o publicidad. El aguinaldo puede ir para varias cosas, lo importante es tener claro que los asados, las fiestas o paseos por la playa son lindos para el alma, pero son gastos en los que uno incurre y no me dejan ningún activo, en cambio si lo ahorro para algún pie por ejemplo o para mi negocio, estoy generando un activo y, por ende, ese ingreso extra se va directamente a mi columna de activos y no a mi columna de pasivos, y finalmente lo que uno busca para obtener libertad financiera es incrementar mi columna de activos”.