12 expulsados y 400 retiros por violencia en liceos de comuna de Santiago

Pero más allá de las expulsiones, Alessandri plantea la necesidad de "tener herramientas eficaces para ejercer nuestro rol de sostenedor de forma oportuna".

198

La Municipalidad de Santiago ha expulsado a 12 estudiantes de los establecimientos de los que es sostenedor en comuna: 4 del Liceo Amunátegui, 5 del Liceo Darío Salas, 1 del Liceo Confederación Suiza y 2 del Internado Nacional Barros Arana (INBA). 

La información aparece este miércoles en El Mercurio, y añade que la cifra podría crecer, pues según el director del Liceo de Aplicación, Humberto Garrido, se analizan 11 casos de estudiantes que han faltado a clases justo cuando hay protestas en las calles colindantes al establecimiento. 

Además, se tramitará la expulsión de los dos menores que ayer fueron formalizados tras ser detenidos con capuchas y un overol mientras arrojaban una bomba molotov a carabineros. Incluso, el director del establecimiento mencionó al diario que hay otros tres que están suspendidos por participar en protestas. 

Por su parte, el alcalde Felipe Alessandri informó que, producto de estas situaciones de violencia, poco más de 400 alumnos de los colegios públicos de la comuna se ha retirado durante el primer semestre de este año.

Se suspenden las clases y lo que ocurre es que muchos niños de hogares vulnerables se quedan sin la alimentación del día que se entrega en los colegios, y las clases no se recuperan nunca (al 100%)“, explicó el edil al diario.

“Y esto también nos afecta muchísimo porque dejamos de recibir la subvención (…). Tuvimos al Liceo 1 por más de un mes sin clases; entonces, el apoderado dice: ‘Yo quiero darle la mejor educación a mi hijo, creo en estos colegios emblemáticos’, pero las respuestas de estos grupos anárquicos generaron el caos e impidieron las clases a la inmensa mayoría, y frente a eso los padres han optado por irse a otro establecimiento”, añadió.

Los colegios de Santiago tienen una matrícula cercana a los 33 mil estudiantes, y la fuga de los escolares equivale a cerca del 1,2% de la matrícula. Eso sería, según datos del Ministerio de Educación, todos los alumnos del Liceo Confederación Suiza, o bien el 10% de la matrícula del Instituto Nacional.