Lagos responsabilizó a instituciones de educación superior por conflictos con el CAE

En su blog personal el expresidente manifestó que “sin perjuicio de todos los problemas que puedan ser identificados y las cosas que pudieron hacerse de mejor manera”.

300

Este lunes Ricardo Lagos se pronunció ante la respuesta de la Comisión Crédito Aval del Estado del Congreso, a través de su sitio web personal. En el blog, el ex presidente responsabilizó a los representantes de las instituciones de educación superior por varios de los problemas que el crédito enfrentó.

“El modelo de crédito, tal como fue diseñado en su origen, consideraba un sistema de financiamiento mixto por etapas: Bancos (provee fondos temporalmente), Estado (recompra cartera), mercado de capitales (licua los créditos)”, indicó.

Ante el debilitamiento del proyecto, manifestó que  “el ente de aseguramiento de calidad resultó ser una entidad integrada por representantes de las instituciones de educación superior que, más que velar por la calidad del sistema, se transformaron en representantes de los intereses de sus representados. Este débil contexto regulatorio posibilitó que una parte de los recursos disponibles para el CAE llegara a instituciones de carácter no selectivas, que admitían un gran número de alumnos provenientes de familias vulnerables, y que no tenían la capacidad para formar adecuadamente a sus estudiantes y quienes luego vieron muy dificultado su acceso al mercado laboral”.

Respecto a la Comisión Ingresa señaló que “era la encargada de administrar el sistema de créditos y estaba compuesta por cinco altos funcionarios del Estado y tres representantes de las instituciones de educación superior. Estos últimos integrantes terminaron siendo representantes de los intereses de dichas instituciones, lo que hizo que, entre otras cosas: no modificara nunca la tasa de interés, incluso cuando las circunstancias lo permitían, ni tampoco la cantidad de créditos que se otorgaban; no impidiera que se otorguen créditos por cinco años a instituciones acreditadas por dos y que no analizara la empleabilidad de las carreras que se ofrecían”.

“Estos factores, sumados al temor a rebajar tasa para no incrementar los costos públicos, y la ejecución de licitaciones poco convenientes para el fisco, implicaron que el sistema no se ajustara adecuadamente a las necesidades de sus usuarios, ni a la conveniencia fiscal”, expresó.

Cabe recordar que el ex presidente Ricardo Lagos indicó que la implementación de dicho sistema no le correspondió a su gobierno sino que al de su sucesora, la ex mandataria Michelle Bachelet: “El crédito entró recién a partir del 2006, con el gobierno que entró, por lo que tanto la forma como se implementó esto no es mi responsabilidad”, dijo el exjefe de Estado en su oportunidad en entrevista en radio Universidad La República.