Macri confirmó reducción de ministerios y otras medidas para enfrentar crisis financiera

Macri no dio detalles sobre las medidas, que serán explicadas por el ministro de Economía Nicolás Dujovne este mismo lunes antes de viajar a Washington para la renegociación con el FMI.

248

El Presidente Mauricio Macri anunció este lunes nuevas medidas de austeridad para Argentina, que enfrenta una crisis financiera y renegocia con el Fondo Monetario Internacional un programa de ayuda de 50.000 millones de dólares.

Entre las nuevas medidas, habrá una reducción de la cantidad de ministerios a menos de la mitad y nuevos impuestos a las exportaciones, dijo el Mandatario en una alocución al país.

“Tenemos que hacer todos los esfuerzos por equilibrar las cuentas del Estado. Vamos a pedir a quienes tienen más capacidad para contribuir, a los que exportan, que su aporte sea mayor”, señaló.

“Sabemos que es un impuesto malo, malísimo, pero les tengo que pedir que entiendan que es una emergencia”, añadió.

“Esta crisis no es una más, tiene que ser la última. Tenemos todo para salir adelante”, enfatizó Macri en el mensaje con el que quiso dar ánimo y esperanza a la población.

Poco después, en una rueda de prensa, el ministro de Economía Nicolás Dujovne explicó que se deja atrás la meta de déficit fiscal de 1,3% para 2019 para comprometerse con el equilibrio fiscal a partir de ese año.

“En 2019 queremos llegar al equilibrio fiscal primario. Bajando el déficit bajamos nuestra necesidad de emitir deuda”, dijo el ministro.

La meta de déficit fiscal en 2018 es de 2,7% del PIB.

Dujovne debe viajar a Washington la noche de este lunes para renegociar el paquete de ayuda del FMI. Se espera que el organismo pueda acelerar desembolsos que estaban previstos para 2019 y 2020.

Entre las nuevas medidas, habrá una reducción de la cantidad de ministerios a menos de la mitad y nuevos impuestos a las exportaciones.

Dujovne explicó que ese impuesto será transitorio. Por cada dólar exportado el exportador aportará un adicional de entre tres y cuatro pesos argentinos.

Esto significará una recaudación adicional de 68.000 millones de pesos (alrededor de 1,7 millones de dólares) en 2018, según el ministro.

“Creemos que es crucial que el riesgo país vuelva a bajar”, insistió Dujovne.

Desde abril, Argentina intenta conjurar una crisis cambiaria que disparó la depreciación de la moneda, con un acumulado de 50% en el año.

A la apertura, el peso se cotizó este lunes en 38,32 por dólar, lo que representa una caída de 0,89% con respecto al viernes.

En las últimas semanas, también se disparó la proyección de inflación, a más de 30% en 2018, y se prevé una caída del Producto Interno Bruto de al menos 1%.

Desde que asumió en diciembre de 2015 el gobierno de Macri impulsó un drástico recorte de gastos del Estado, con eliminación de subsidios, despidos y congelamiento de contrataciones en la administración pública, entre otras medidas de ajuste fiscal.

Pero también benefició con una rebaja impositiva a las millonarias exportaciones agrícolas.

El martes Dujovne deberá exponer a la directora del FMI, Christine Lagarde, los detalles del nuevo compromiso que Argentina asume a cambio de acelerar los desembolsos. Desde junio ya recibió 15.000 millones de dólares y la semana pasada otros 3.000 millones.