Cristina Fernández vuelve este lunes a los tribunales por los “cuadernos de la corrupción”

Poco antes de que la exmandataria acuda a los tribunales, se anunció que el Presidente Mauricio Macri emitirá un mensaje a la nación sobre la crítica situación económica y financiera del país.

90

Cristina Fernández, quien gobernó Argentina entre 2007 y 2015, comparece este lunes nuevamente ante los tribunales para declarar en la causa por sobornos conocida como “los cuadernos de la corrupción”, que ya llevó al allanamiento de sus tres viviendas.

Fernández desechó delegar su comparecencia en sus abogados y se presentará personalmente ante el juez Claudio Bonadio a las 11:00 (hora chilena).

El lunes “voy al juzgado de Bonadío por séptima vez”, anunció la exmandataria y actual senadora en su cuenta de Twitter, desde donde pidió a sus seguidores que no se manifiesten.

“Ya saben, no se movilicen. Pongan la energía en defender la universidad y la salud públicas, la ciencia y la tecnología y ayudar a lxs que la están pasando mal, que desgraciadamente no son pocxs hoy en nuestro país”, escribió Fernández, dando a entender que la causa en su contra intenta distraer de la crisis económica que enfrenta el país.

Poco antes de que Fernández acuda a los tribunales, se anunció que el Presidente Mauricio Macri emitirá un mensaje a la nación sobre la crítica situación económica y financiera que atraviesa el país.

Tras la alocución presidencial, el ministro de Economía, Nicolás Dujovne, anunciará nuevas medidas de austeridad previas a un viaje a Washington para renegociar con el Fondo Monetario Internacional un programa de auxilio por 50.000 millones de dólares.  

Fernández, de la centro-izquierda del peronismo, ha comparado su caso con el del expresidente brasileño Luiz Inacio Lula da Silva, y sostiene que es una perseguida a la que se quiere proscribir de la actividad política.

Con 65 años, la exmandataria es la figura más destacada de la fragmentada oposición, a un año de las elecciones presidenciales.

LOS CUADERNOS DEL JUEZ

Fernández ya había acudido el 13 de agosto a una primera sesión indagatoria ante el tribunal que investiga el pago de sobornos millonarios por parte de los más importantes empresarios argentinos para obtener contratos de construcción de obra pública.

En esa ocasión, recusó al juez y al fiscal Carlos Stornelli, pero su pedido fue rechazado.

También el exministro de Planificación Julio de Vido, quien está bajo arresto preventivo, debe declarar ante el juez este lunes.

El llamado a comparecer nuevamente en tribunales se debe a que las investigaciones, inicialmente fijadas entre 2008 y 2015, fueron ampliadas para que abarquen también los años que van de 2003 a 2008.

En total, se investiga todo el periodo K: del primer gobierno del ya fallecido Néstor Kirchner (2003-2007) a los dos mandatos de Cristina Fernández, finalizados en 2015.

Fernández es la persona de más alto rango investigada en el caso que implica a una docena de exfuncionarios kirchneristas y a una treintena de altos empresarios, incluido Angelo Calcaterra, un primo del presidente Macri.

La trama de sobornos fue destapada por una serie de detallados diarios que llevó un chofer del ministerio de Planificación y que terminaron en manos de la justicia.

A esas anotaciones hechas en cuadernos escolares se han sumado las confesiones de una docena de “arrepentidos”, la mayor parte de ellos empresarios, pero también dos exfuncionarios clave de los gobiernos kirchneristas.

Como senadora, Cristina Fernández goza de fueros parlamentarios que impiden su detención, aunque puede ser imputada y condenada.

Las tres residencias de Fernández, un departamento en Buenos Aires y sus casas de Río Gallegos y El Calafate, en la Patagonia, fueron allanadas en agosto con autorización del Senado.

Además de éste, Fernández tiene abiertos otros cinco procesos judiciales por presunta corrupción y por encubrimiento a iraníes en el atentado a la mutual judía AMIA.