Agente chilena ante caso del río Silala: “Aquí hay una intencionalidad política”

Ximena Fuentes en entrevista con Tele13 radio señaló que el documento presentado el viernes por el gobierno de Evo Morales “ha sido preparado entre gallos y medianoche”.

300

Este lunes la agente chilena ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya en el caso río Silala, Ximena Fuentes, aseguró que la contrademanda presentada por el gobierno boliviano corresponde a una “presión política muy alta” y agregó que “probablemente aquí hay una intencionalidad política de parte del gobierno de Evo Morales”.

Tras analizar los hechos y donde el propio canciller altiplánico, Fernando Huanacuni descartó la posibilidad de contrademandar debido a sus abogados, Fuentes explicó en entrevista con T13 radio en Mesa Central que “Hubo harta presión, sobre todo del Departamento de Potosí (donde nace el río Silala), querían intepelar al canciller boliviano en el Congreso para explicar por qué no iban a presentar una contrademanda, ahora viene esta contramemoria con una contrademanda, pero como ven, ha sido una contrademanda preparada entre gallos y medianoche”.

Además la agente explicó que la contrademanda es parte de los argumentos de la contramemoria presentada por el gobierno boliviano, por lo que no es un proceso aparte del que ya  se inició con la demanda chilena en junio de 2016.

“Tenemos todos los antecedentes, todos los estudios científicos, Chile ha señalado que surge agua en Bolivia, vertientes de agua subterránea en territorio boliviano, y hay una pendiente tan grande en el terreno, natural, que esa agua necesariamente baja hacia Chile como lo ha hecho durante miles de años. Hay una quebrada que tiene más de 8.500 años, ha habido agua en ese territorio durante muchos años, ahora lo que hay es un río Silala, y esa agua necesariamente va a bajar”, puntualizó la agente”, puntualizó.

El 10 de septiembre próximo el equipo chileno de La Haya se reunirá en Londres para ver los pasos a seguir en esta contra demanda.

Gobierno y contrademanda por el Silala: “Un nuevo guiño electoral” de Evo Morales