Rodrigo Ubilla: “Chile no puede ser una cárcel para los extranjeros”

El subsecretario del Interior, Rodrigo Ubilla, dio a conocer el inédito plan en que está trabajando el gobierno para que los ciudadanos haitianos que deseen regresar a su país puedan realizarlo gracias a un financiamiento estatal.

1151

El subsecretario del Interior, Rodrigo Ubilla, dio a conocer el inédito plan en que está trabajando el gobierno para que los ciudadanos haitianos que deseen regresar a su país puedan realizarlo gracias a un financiamiento estatal. 

Ubilla relató la intervención que tuvo en esto el Presidente Sebastián Piñera y las condiciones que se pondrán a quienes postulen a este traslado, tal como publica esta jornada el diario La Tercera. 

Nace a partir de una reunión que se produjo 10 días atrás, cuando un grupo de ciudadanos haitianos que acudió a la Cámara de Diputados, planteó la situación de angustia y agobio que tienen muchos de ellos, algunos con familias y niños, producto de que las expectativas que ellos tenían al venir a Chile y no se les cumplieron”, reveló Ubilla.

A este escenario, se llegó “por el desorden migratorio que se produjo durante 2016 y 2017, que en el caso de ciudadanos haitianos hicieron que llegaran 160 mil personas. Esto hace que muchos de ellos hoy, por situaciones de idioma, de clima, de inserción, se sientan desprotegidos y con ganas de regresar al país de origen”.

A ello agregó que “como país, no podemos constituirnos en una especie de cárcel para los extranjeros que quieran regresar a su país y que por razones económicas no pudieran hacerlo. Chile no puede ser una cárcel para los extranjeros que se quieran ir. Hoy, por ejemplo, un pasaje de idea y vuelta a Haití vale mínimo unos mil dólares. Y si uno lo calcula en sueldos mínimos, son varios. Entonces, es inviable que se pueda adquirir para alguien en estas condiciones”.

Considerando ello, en la práctica se usará la misma lógica y estructura creada -añade- para el proceso de regularización. “Ahí trabajamos con ChileAtiende, que fue muy efectivo, porque ellos tienen oficinas en casi todas las ciudades. Así se creará un registro de inscripción. Luego de esto, la primera situación relevante es si la persona tiene grupo familiar y si declara que su familia quiere regresar, o solamente él”. 

Respecto a si existirá alguna limitante, Ubilla dijo: “Observé experiencia de retornos humanitarios y hay una muy relevante en España, que se hizo en la crisis económica con Ecuador y fue muy bien acogida, porque la gente se siente agobiada con la condición. Hay una cosa que España sí les puso como condición, no regresar en 10 años. Acá estamos estudiando algo similar, no sé si serán 10 años, pero es necesario, porque sino se puede transformar en un paseo de vacaciones”.