Senado desestima filtraciones de sus mails, pero la Cámara hará denuncia

Este jueves, en un primer mensaje en su cuenta de Twitter, The Shadow Brokers publicó 41 mails del Senado y claves de acceso. Luego, dio un ejemplo de usuario y contraseña. Finalmente, difundió 57 correos electrónicos de funcionarios del Congreso y sus claves.

97

El Senado le bajó el perfil a la supuesta filtración de cuentas de correos electrónicos del Congreso, por parte del grupo hacker The Shadow Brokers, pero la Cámara de Diputados entregó los antecedentes a la PDI y este viernes hará una denuncia a la Fiscalía. 

Este jueves, en un primer mensaje en su cuenta de Twitter, The Shadow Brokers publicó 41 mails del Senado y claves de acceso. Luego, dio un ejemplo de usuario y contraseña. Finalmente, difundió 57 correos electrónicos de funcionarios del Congreso y sus claves.

La noche de este jueves, en su cuenta de Twitter, la Cámara Alta declaró: “Ante versiones de una supuesta filtración de cuentas de correos del Senado a través de redes sociales. Informática del Senado realizó una revisión de sus sistemas incluyendo sus servidores y no encontró indicios de vulneración alguna”. 

Luego, señaló: “Aparentemente, el supuesto listado que ha generado expectación periodística solo estaría construido con información extemporánea”.

Por su parte, la Cámara publicó en su cuenta: “Ante el presunto ataque informático, la Cámara activó sus protocolos de seguridad. Todos los datos fueron entregados a la PDI y mañana se realizará la denuncia a Fiscalía”.

En tanto, la Subsecretaría de Prevención del Delito señaló que “respecto de información que ha circulado en las últimas horas sobre la publicación en redes sociales de cuentas de correos electrónicos y sus respectivas claves, correspondientes a datos parciales del Congreso Nacional y de Presidencia, aclaramos que éstas corresponden a bases de datos antiguas y por lo tanto inactivas”.

“Reiteramos que estas acciones, circular información de datos desactualizadas y de antigua data, solo tienen la intención de causar alarma pública tal como se plantea en la querella presentada por el Ministerio del Interior”, concluyó la Subsecretaría, en referencia la acción judicial presentada contra el hacker Gonzalo Villegas Soto, detenido por la filtración de datos de 250.000 tarjetas bancarias.