Plan de Descontaminación en Santiago debutó con pocas lluvias y mala ventilación

Intendenta Rubilar dijo que "pese a que no teníamos más recursos para la implementación del Plan de Descontaminación, nuestros equipos de fiscalización hicieron tremendos esfuerzos para infraccionar a quienes no cumplieron con las medidas”.

131

La intendenta metropolitana, Karla Rubilar, entregó la mañana de este viernes el balance del periodo de Gestión de Episodios Críticos (GEC) por contaminación atmosférica en la Región Metropolitana, que se extiende desde mayo hasta agosto.

En lo que respecta al material particulado fino (MP2.5, el más peligroso para la salud), durante el periodo de vigencia de la GEC 2018 se registraron 40 episodios críticos por mala calidad del aire, (0 emergencias, 7 preemergencias y 33 alertas), un 37% más que los 29 episodios registrados en 2017 y un 20% menos que los 48 episodios críticos de 2014.

“Pese a que no teníamos más recursos para la implementación del Plan de Descontaminación, nuestros equipos de fiscalización hicieron tremendos esfuerzos para infraccionar a quienes no cumplieron con las medidas y eso hizo que tuviéramos un episodios críticos en un porcentaje mucho menor a los que deberíamos haber tenido”, señaló Rubilar.

“Eso, sumado a las condiciones de ventilación muy adversas que tuvimos y además del déficit de lluvias que hoy llega al 60%, aumentaron nuestros episodios críticos en relación al año pasado”, explicó la máxima autoridad regional.

El meteorólogo de la Dirección Meteorológica de Chile, Julio Saravia, explicó que “hasta la fecha deberíamos tener 210 milímetros de agua caída y solo tenemos 120, por lo tanto es casi un 60% de déficit de precipitaciones en relación al año pasado. Ambos factores incidieron en que este año tuviéramos más días de mala calidad del aire que el año pasado, donde estos factores fueron favorables para la cuenca de Santiago.

Rubilar explicó que “la población sigue prendiendo calefactores a leña y eso es una realidad. Hay que hacer un esfuerzo no sólo en fiscalización, sino que en el recambio de calefactores que estamos haciendo, por ejemplo, en un programa piloto con la Sofofa en Lampa para modificar los hábitos de los santiaguinos en materia de cuidado al medioambiente”.

En la línea de los sumarios cursados por parte de la seremi de Salud, estos se triplicaron en relación al año pasado, registrando 265 el 2018, versus los 85 del 2017 y 157 de 2016.

En cuanto a las infracciones por restricción vehicular, se cursaron 4.923 de manera presencial, mientras que 18.120 se registraron mediante el sistema de cámaras, totalizando 23.566 infracciones.

Además, la Secretaría Regional Ministerial de Agricultura en conjunto con Conaf y Carabineros, fiscalizó un total de 94 quemas ilegales, de las cuales 45 derivaron en una citación al tribunal SAG y el resto, sólo quemas que tuvieron recomendaciones preventivas.