Bolivia contrademanda a Chile ante La Haya por aguas del Silala

Presidente Evo Morales sostuvo que la contramemoria “se funda en estudios realizados en la zona del Silala que incluyen investigaciones geológicas, geofísicas, hidráulicas, hidrológicas, hidroquímicas y medioambientales”.

346

El Presidente de Bolivia, Evo Morales, informó este viernes que el agente del país altiplánico ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya y exmandatario, Eduardo Rodríguez Veltzé, presentó la contramemoria dentro del juicio iniciado por Chile sobre la naturaleza y uso de las aguas del Silala, tres días antes de que venciera el plazo en La Haya. También se entregó una contrademanda, aunque hace meses se había informado que no se optaría por esa acción.

“Nuestra contramemoria se funda en estudios realizados en la zona del Silala que incluyen investigaciones geológicas, geofísicas, hidráulicas, hidrológicas, hidroquímicas y medioambientales, que confirman que el caudal considerable de las aguas de los manantiales del Silala fluyen artificialmente hacia el territorio chileno por las obras de canalización realizadas en el siglo pasado”, manifestó Morales.

Según lo informado por el diario boliviano El Deber, el Jefe de Estado anunció que se decidió contrademandar a Chile, pidiendo que juzgue y declare que “Bolivia tiene soberanía sobre los canales artificiales en los mecanismos de drenaje en el Silala que están ubicados en su territorio y tiene el derecho a decidir cómo los mantendrá”.

Enfatizó que el país “tiene soberanía sobre el flujo artificial de las aguas del Silala, que ha sido mejorado o producido en su territorio y Chile no tiene derecho a ese flujo internacional”. Explicó que la compensación por el uso del líquido debe estar sujeto a compensación.

Morales reiteró que en el caso de la contramemoria, incluye “argumentos históricos y jurídicos que solicitan a la Corte que desestime la demanda de Chile y que declare que las aguas del Silala, a diferencia de los que demanda Chile, tiene una naturaleza distinta”. 

Además, afirmó que las aguas tienen un carácter estratégico para Bolivia. Aseguró que la postura nacional es “solvente” y que las obras realizadas por Chile en la zona fronteriza no crearon ningún derecho para ese país sobre las aguas.