Ex ministros del Interior manifiestan preocupación por acusación constitucional contra jueces de la Suprema

Enrique Krauss, Carlos Figueroa, Andrés Zaldívar, Belisario Velasco, Edmundo Pérez, Jorge Burgos y Mario Fernández enviaron una carta a El Mercurio que fue publicada este jueves.

148

Siete ex ministros del Interior enviaron una carta, que publicó este jueves el diario El Mercurio, en la que dan cuenta de su “preocupación” por la acusación constitucional que fue presentada contra tres ministros de la Corte Suprema.

Los firmantes de la misiva son Enrique Krauss R.; Carlos Figueroa S.; Andrés Zaldívar L.; Belisario Velasco B.; Edmundo Pérez Y.; Jorge Burgos V.; Mario Fernández B. 

La carta señala:

“Quienes suscribimos esta carta ejercimos el Ministerio del Interior en diversos gobiernos desde la recuperación de la democracia. Invocando esa experiencia y coincidiendo con buena parte de la comunidad jurídica, queremos manifestar nuestra preocupación por la acusación constitucional presentada en contra de tres magistrados de la Corte Suprema.

“La interpretación apegada a Derecho que los tribunales de justicia ejercen al dictar sus sentencias no puede ser calificada como abandono de deberes, sin perjuicio de la opinión que se pueda tener respecto de su contenido. El ejercicio de la facultad parlamentaria de acusar constitucionalmente a una serie de autoridades del Estado debe ejercerse con el máximo rigor jurídico, debido a los graves efectos institucionales, probablemente no buscados, pero que sí es necesario prever.

“Si el Congreso Nacional estima que es la hora de modificar el centenario régimen de libertades condicionales, puede hacerlo teniendo a la vista las diversas iniciativas presentadas. Estimamos que tensionar al extremo las relaciones entre los Poderes del Estado, existiendo otros mecanismos normativos para abordar sus desacuerdos, solo puede allegar dificultades a la ya difícil situación en que se encuentra la reputación pública de nuestras instituciones.

“En consecuencia, hacemos un respetuoso llamado para que el tratamiento de esa sensible materia sea ejercido con el rigor y respeto jurídico que su complejidad obliga”.