7 pasos para emprender: una guía para no decaer

Según la OCDE, Chile es el país con más emprendedores per cápita del mundo, sin embargo, sólo el 8% de los emprendimientos supera los 42 meses. De ellos, el 60% proviene del segmento ABC1 y C2.

687

Iniciar un emprendimiento es todo un desafío, conlleva estrés y demanda mucho tiempo. Sin embargo es enriquecedor y, sobre todo, te abre la puerta para ayudar a otros a solucionar sus problemas o, incluso, para dar trabajo.

Según las cifras de la OCDE, Chile es el país con más emprendedores per cápita del mundo, sin embargo, sólo el 8% de los emprendimientos supera los 42 meses. De ellos, el 60% proviene del segmento ABC1 y C2.

Al respecto, Nicolás Shea, presidente del G100 de la Asociación de Emprendedores de Chile (Asech), insiste en la necesidad de apoyar el emprendimiento: “Necesitamos del aporte de todos quienes se sienten convocados y sobre todo de aquellos que, desde su propia experiencia, pueden contribuir a demostrar que en Chile se puede emprender”.

Es urgente que emprender sea posible para todos. ¿Cómo hacerlo? El G100 Asech preparó los 7 pasos para emprender sin decaer:

1.- La idea: “Más que un producto o servicio, desarrolla un concepto que te permita crecer. Evita comenzar un emprendimiento sólo porque algo se puso de moda y, sobre todo, involúcrate en algo que te apasione y vincularlo con algo que ya sepas. Así podrás desenvolverte mucho más rápido y serás siempre un experto en tu negocio”.

2.- Escribe un plan: “Con la idea en mente, escríbela y escribe los pasos que te gustaría dar definiendo los tiempos. Esto te permitirá ordenar las tareas que debes concretar y evitará los olvidos. Te recomendamos definir un resumen de la idea, para no perder de vista el espíritu, redactar una misión y una visión para tu empresa y generar fotografías o gráficas que te permitan mostrar lo que haces”.

3.- Conoce tus habilidades: “Para ser más eficientes y desperdiciar el menor tiempo posible es importante saber en qué puedes desempeñarte mejor y en qué áreas necesitarás ayuda. Esto te permitirá ahorrar tiempo en errores y te permitirá lucir tus cualidades frente a los clientes”.

4.- Define tu mercado: “Si ya sabes qué quieres vender, lo siguiente es identificar a quién se lo quieres vender y dónde. Luego, es importante que conozcas a las personas que formarán parte de tu mercado. Te recomendamos estudiar qué edad tienen, qué actividades realizan y definir algunas características. Esto te permitirá entregar mejor tu mensaje, por ejemplo, estableciendo un lenguaje más juvenil o adulto según corresponda”.

5.- Proyecta la inversión y los costos: “Es importante que traduzcas en valor monetario tu idea para saber cuánto necesitas y cuánto puedes gastar. Definir lo anterior es esencial para evitar gastos innecesarios y maximizar los beneficios”.

6.- Escucha a tu entorno: “Pide sinceridad a la gente en la que confías y cuéntales de tu emprendimiento. Ellos te alimentarán de múltiples miradas que enriquecerán tu proyecto. Evita los ‘yesman’. Los amigos que encuentran todo bueno no te permitirán ver las falencias y oportunidades que tienes por delante”.

7.- Adáptate: “Puede que tengas la mejor idea del mundo y que aun así no tengas todo el éxito que esperabas. Detente un momento, revisa tus procesos y sé flexible. Tener la capacidad de actualizar tu idea respecto de los cambios tecnológicos o sociales siempre te hará crecer”.