Ministra de las Culturas inaugura Biblioteca Inclusiva en la Teletón

Iniciativa fue financiada por el Fondo de Libro y la Lectura y beneficiará a cerca de 10 mil niños, niñas y jóvenes que se atienden en el centro que se encuentra en la Región Metropolitana.

103

La ministra de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, Consuelo Valdés, dio el vamos este viernes a la primera Biblioteca Inclusiva de la Teletón, iniciativa que nace gracias al apoyo del Fondo del Libro y la Lectura 2018.

La iniciativa busca ser una sala de espera recreativa, donde está disponible una colección de más de 700 títulos que pueden ser consultados y leídos por los miembros de la comunidad de usuarios de la Teletón.

La Biblioteca Inclusiva se convierte así en una sala de espera recreativa, que podrá ser utilizada por todos los miembros de la comunidad, donde además los niños, niñas y jóvenes, sus familiares, trabajadores y voluntarios, podrán solicitar libros en préstamo por 15 días y acceder a la Biblioteca Pública Digital, a través de un computador que se instalará en la sala.

El funcionamiento de la sala es apoyado por voluntarios de Teletón, quienes permanecerán durante el día acompañando a los visitantes y realizarán actividades de fomento a la lectura.

La ministra Valdés destacó el trabajo que comienza en este nuevo espacio lector. “Esta biblioteca enfatiza la importancia que tiene la lectura para todas las edades en especial para los jóvenes, pues el hábito de lectura se adquiere cuando somos niños. Además, demuestra la importancia que le da el gobierno a la inclusión. La cultura, la lectura y tantas áreas de la creación artística son derechos de todos los chilenos”, dijo.

“Para mí la Teletón es el símbolo más elocuente y evidente de lo mejor que tenemos, que es el espíritu de solidaridad y unidad, sobre todo cuando hay necesidades que debemos satisfacer entre todos. Aprecio que esta sea una iniciativa de parte de los voluntarios, pues se trata de un trabajo maravilloso”, agregó.

Por su parte, el director del Instituto Teletón de Santiago, doctor Cristián Saavedra, sostuvo que “la espera es fundamental para nosotros pues somos una institución de salud, y que nuestros niños esperen en una biblioteca cambia radicalmente la experiencia cuando asisten al instituto. Vienen a terapias que muchas veces requieren esfuerzo y concentración, y tener un espacio de lectura que les aporte es fundamental. Es una forma de promover la inclusión y la rehabilitación y ayudar al desarrollo de ellos y de sus familias”.

La colección abarca distintos niveles de lectura. Como la población prioritaria serán niños, niñas y jóvenes, está constituida en un 80% de libros para primera infancia, infantes y jóvenes (600 libros), y en un 20 % de lectura para adultos (150).