Girardi pide clausurar empresas contaminantes de Quintero y Puchuncaví

Senador PPD exigió que se implemente un nuevo plan de descontaminación para la zona que incluya PM 2.5, que se establezcan normas de azufre en episodios agudos, de arsénico y contaminantes en el suelo.

167

El senador PPD, Guido Girardi, presidente de la Comisión de Salud del Senado, exigió la clausura y la recalificación de impacto ambiental de todas las empresas de Quintero y Puchuncaví, responsables de los episodios de contaminación que han afectado esa zona y que obligaron a la Onemi de Valparaíso a decretar alerta amarilla en ambas comunas.

El parlamentario señaló que “la situación es extremadamente grave por los graves y acumulativos daños que produce a la salud y la vida de las personas en todas sus dimensiones”.

Girardi explicó que en esa zona “hay un conjunto de empresas muy contaminantes cuyo plan de descontaminación es de 1992 y está hecho solo para material particulado grueso (MP 10). El nuevo plan para material particulado fino (PM 2.5) fue rechazado por Contraloría en diciembre pasado por insuficiente”.

El legislador agregó que “tampoco existe una norma de azufre para episodios agudos, ni norma de arsénico -uno de los 10 contaminantes con mayor potencialidad cancerígena- así como de contaminantes en suelo, por el lobby y presiones de Codelco”.

El senador recordó que “Codelco y ASE Gener no cuentan con Resolución de Calificación Ambiental, porque son anteriores a la dictación de la Ley 19.300, lo que resulta incomprensible, pues no pueden garantizar que están funcionando en buenas condiciones”.

PLAN DE DESCONTAMINACIÓN

Ante ese escenario, el parlamentario planteó que “lo primero es resolver los temas pendientes: un plan de descontaminación para PM 2.5; una norma de azufre de efectos agudos y de contaminantes en el suelo”.

Girardi agregó que “el Sistema de Evaluación Ambiental (SEA) debe exigir una recalificación de impacto ambiental a las empresas, porque así lo establece la ley cuando existen procesos de saturación, como el que vive esta zona”.

Y afirmó que a su juicio “la autoridad (ambiental) debe evaluar la clausura de las empresas contaminantes porque es lo único que evitará que los niños sigan expuestos a estos niveles de contaminación. No se puede aceptar que dañen a la población y queden impune”.

El senador ejemplificó “si en un restaurante se contaminan unos pocos clientes la autoridad sanitaria lo clausura inmediatamente. Acá hay un doble estándar y estas empresas deben ser clausuradas hasta que demuestren que no dañarán la salud de la población”.

El parlamentario concluyó afirmando que “vamos a citar a la Comisión de Salud al superintendente de Medio Ambiente y a todas las autoridades que corresponda, porque debemos terminar de una vez por todas con este grave problema que ocurre sólo por negligencia ya que es absolutamente evitable si se promulgan y se hace respetar las normas establecidas a nivel internacional”.