Cepal baja pronóstico de crecimiento de América Latina en 2018

El organismo explicó que influyó el conflicto comercial entre EEUU y China, la caída en los flujos de capitales hacia los mercados emergentes en los últimos meses y un alza en los niveles de riesgo soberanos.

170

La economía de América Latina y el Caribe se expandirá 1,5% este año, un recorte del 0,7 punto porcentual desde el 2,2% previsto anteriormente, en medio de un contexto internacional “marcado por la incertidumbre y la volatilidad”, informó este jueves la Cepal.

“Este crecimiento regional se da en un escenario global complejo, caracterizado por conflictos comerciales entre Estados Unidos, China y otras naciones; riesgos geopolíticos crecientes; una caída en los flujos de capitales hacia los mercados emergentes en los últimos meses y un alza en los niveles de riesgo soberanos”, detalló en un estudio la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

Otros fenómenos que afectaron el desempeño regional han sido la depreciación de las monedas locales frente al dólar y el menor dinamismo del crecimiento económico mundial, agregó.

El reporte destaca además la “gran heterogeneidad entre los distintos países y subregiones”, pues se espera que América del Sur crezca 1,2% este año, mientras que Centroamérica lo haría en 3,4% y el Caribe en 1,7%.

“Le va mejor a México y Centroamérica que a Sudamérica en 2018”, dijo la secretaria ejecutiva de la Cepal, Alicia Bárcena, durante la presentación del informe en Ciudad de México.

Brasil, la economía más grande de América Latina, crecería 1,6% este año frente al 1% del 2017, mientras que México, la segunda mayor, se expandiría 2,2% frente al 2% del año pasado, según las proyecciones de Cepal.

Argentina, a su vez, sufriría una contracción del 0,3% del PIB este año tras crecer 2,9% en 2017.

Pese a la ralentización en el ritmo del Producto Interno Bruto (PIB), la organización destacó que la región ha visto un repunte de la demanda interna, especialmente del consumo privado, y un leve aumento en la inversión.

“El consumo en todas las subregiones es quizás la variante más importante en la demanda interna”, subrayó Bárcena.