Expertos: actual sistema educacional contribuye al estrés físico y emocional en los niños

Especialistas en el tema plantean la necesidad de que los padres y profesores entiendan la importancia del desarrollo emocional de los menores, ya que en los primeros 5 años se funda toda la existencia de lo que será un ser humano durante toda su vida.

1227

Desde hace algunos años la evidencia empírica demuestra los enormes beneficios de la inteligencia emocional y se ha llegado al convencimiento de que ésta constituye un importante predictor del éxito en la vida de una persona, sobre todo si ésta se ha educado emocionalmente desde la más temprana infancia. Bajo la mirada de expertos chilenos, la educación preescolar y escolar no estaría cumpliendo el rol que deben tener en conjunto con los padres, de educar las emociones de nuestros niños, lo que se traduciría en adultos con casi nula conciencia emocional, que por ende no sabrían cómo regular sus emociones, ni como autogestionarse, y que presentarían dificultades para mantener relaciones interpersonales más sanas.

Amanda Céspedes, reconocida neurosiquiatra infanto-juvenil, un referente a la hora de hablar de educación según el desarrollo emocional, y autora de más de 10 libros sobre el tema, señaló que la educación emocional es un proceso educativo continuo y permanente, que debe estar sí o sí presente en las mallas curriculares de los colegios y en la formación permanente a lo largo de toda la vida.

En los primeros cinco años de vida se funda toda la existencia de un ser humano, lo que el niño recibe en ese período es indeleble. Es en los 5 primeros años donde va a tener la experiencia profunda de lo que es el amor, y es el amor el motor que lo va a impulsar hacia adelante. Yo les digo a los papás que si quieren tener hijos más inteligentes deben identificar también a los grandes enemigos de sus hijos que son el sedentarismo, las pantallas como tablets y celulares y la comida chatarra. Si quieren tener un hijo más inteligente en lo pedagógico permitamos que los niños menores de 7 años se muevan el 75% del tiempo que están despiertos, y que ese movimiento sea a través del juego al aire libre”, sostuvo.

La psiquiatra advirtió la importancia de que los niños aprendan desde pequeños a reconocer y posteriormente a gestionar sus emociones, ya que afirmó que las emociones sí podrían enfermarnos.

“La emoción no reside en el cerebro, sino que, en todo nuestro organismo, cada célula es un receptor emocional, por lo tanto, las situaciones externas que nos impactan van a tener una repercusión en cada órgano y célula y éstos van a responder. Cada persona tiene su ‘talón de Aquiles’ que es un grupo de células que está más vulnerable al impacto de situaciones externas, respondiendo emocionalmente de una manera más crítica y más sensible, por lo tanto, los impactos emocionales afectan la salud”, agregó la especialista. Este impacto se generaría por dos vías; una vía química de liberación de cortisol y adrenalina que es muy dañina para las células, y por vía energética, por el bloqueo de la energía. Céspedes explicó que la comunidad científica se está abriendo a las medicinas complementarias que han demostrado el poder del bloqueo de la energía, en cierto punto del organismo, como origen de la enfermedad.

LAS TAREAS PENDIENTES DE LA EDUCACIÓN

La psiquiatra señaló que la educación escolar es fundamental para el manejo emocional de los niños, pero que en Chile estamos al debe en el tema. Afirmó que la educación desde los años 70 perdió el rumbo, ya que los colegios endosan la responsabilidad del aprendizaje en los alumnos.

Una evaluación similar realiza el doctor José Soto Luque, pediatra de la Universidad de Chile con 22 años de experiencia, diez de éstos dedicados a la medicina antroposófica, medicina integradora que además de basarse en aspectos médicos convencionales, abre aún más el enfoque hacia un ser humano que, según sus postulados, está integrado no sólo por un cuerpo físico, sino además por el cuerpo emocional y espiritual.

La crisis en la educación está dada porque se está mirando al niño como a un adulto, no viendo sus reales necesidades, los colegios buscan maximizar las potencialidades, que los pequeños rindan al máximo dentro de una mirada exitista en lo académico. La educación en Chile está planteada sólo en una dirección, dirigida a las aptitudes del hemisferio izquierdo del cerebro, gobernado por la lógica, matemática, lenguaje, historia, se entrega demasiada información en la que hay que memorizar y no se trabaja el hemisferio derecho donde se desarrolla el arte, la música, el ocio. Estamos teniendo niños con una sobreexigencia excesiva que los está enfermando”, aseguró.

El doctor, que además se desempeña como médico escolar en colegios Waldorf, expresó que el actual sistema educacional estaría contribuyendo al desarrollo de estrés físico y emocional en los niños, los que, por sus efectos, podrían desarrollar déficit atencional, fobias, asma, alergias y hasta bullying.

Ambos especialistas estarán presentes en MCA Festival Concepción 2018 que se realizará en el centro de eventos Sur Activo. Amanda Céspedes impartirá la conferencia “Educación humana en tiempos digitales” el domingo 2 de septiembre. José Soto Luque, en tanto, impartirá dos charlas “Criar y educar en salud… El nuevo paradigma” el 1 de septiembre, y “Espiritualidad y crianza en el siglo XXI”, el 2 de septiembre.

Más información en www.mcafestival.cl.