Familiares confirmaron tres chilenos muertos por derrumbe de puente en Italia

Ayer la Cancillería chilena confirmó las identidades de los tres chillos fallecidos en Italia: Juan Carlos Pastenes, su esposa Nora Rivera y de Juan Figueroa.

202

Tres chilenos murieron en el derrumbe de un puente en Génova, Italia, que hasta el momento ha dejado un total de 38 fallecidos por la caída y los escombros que los aplastaron en sus vehículos. Los decesos de los connacionales fueron confirmadas anoche por sus familiares a distintos medios de prensa.

Las víctimas chilenas son Juan Carlos Pastenes, su esposa Nora Rivera y Juan Rubén Figueroa Carrasco, un quillotano de 68 años amigo del matrimonio, de quien se tienen más antecedentes hasta ahora. Los tres viajaban en el mismo vehículo al momento del colapso de la estructura construida en los años 60. 

Una de las sobrinas del matriomonio, Sandra Pastenes, declaró a radio Cooperativa que “mi primo reconoció los cuerpos, el hijo mayor de ellos. Lo que pasa es que ellos pasaron a la casa de mi primo antes de irlo a dejar a él (Juan Figueroa), él no vivía ahí en Génova“.

Cuando sucedió el accidente le avisaron a mi primo que había habido un accidente y él altiro supo que mi tío debía haber estado pasando por ese lugar. Así que fueron y le dijeron en principio que tenía que esperar”, añadió.

“Dejaron ellos los nombres de las personas y al primero que ubicaron fue a don Juan y lo llamaron para confirmarle que el cuerpo de él lo habían encontrado. Después del hospital reconocieron que habían dos cuerpos más y a través de identificación, reconocieron que eran mi tío y su esposa”, agregó a la radio.

Según Cooperativa, los familiares en Chile alistan viaje a Génova, aunque dicen que lo más probable es que los cuerpos se sepulten en tierras italianas, donde el matrimonio vivía hace más de 40 años.

Por su parte, el diario El Observador de Quiollota informó que Figueroa Carrasco era parte de una conocida familia del pasaje Thompson, de la población O’Higgins y del sector de Rautén.

Según pudo conocer El Observador, Figueroa viajó hace 40 años a Italia, donde vivía actualmente con su familia, pero nunca dejó de visitar a sus amigos y familiares en Quillota.

Cercanos contaron al diario que había visitado a hace pocos meses en la comuna, donde compartió con parientes del sector Corvi, donde una de sus primas es una conocida comerciante.

Constantemente iba y venía entre Chile e Italia, pues tiene hijas viviendo en la misma población O’Higgins de Quillota.

El medio también consigna que el cuerpo del malogrado quillotano ya fue reconocido por su hermano, Miguel, que también vive en Italia.

Hasta ahora se cifran en 35 el número de víctimas fatales, de las cuales varias terminaron bajo los escombros del puente Morandi, de unos 100 metros de altura, y desde donde decenas de vehículos cayeron al vacío.

El puente de la tragedia pertenece al grupo italiano Atlantia, que tiene intereses en Brasil, Chile y España y que gestiona más de 5.000 km de autopistas, sobre todo en Italia, donde se encarga del 51% de la red del país.