Fiscal confirma incautación en Obispado Castrense por omisión de denuncia

El fiscal miembro del equipo del persecutor Emiliano Arias, Miguel Ángel Velásquez se refirió al allanamiento al Obispado Castrense, ubicado en Providencia, para realizar diligencias en el marco de la investigación de abusos en la Iglesia Católica.

210

El fiscal que encabeza la incautación de documentos desde el Obispado Castrense en Providencia, Miguel Ángel Velázquez, confirmó que el procedimiento se gestó debido a la presunta falta de denuncias que habrían cometido miembros del clero que pertenecen a las Fuerzas Armadas, ante casos de abusos sexuales en contra de menores de edad.

“Nuestra investigación parte acá originalmente por una eventual omisión de denuncia en la calidad de funcionarios públicos. Ahora, si de la revisión de los antecedentes nos encontramos con delitos cometidos contra menores de edad o en contra de cualquier persona, de carácter sexual, tenga la certeza que van a ser investigados“, explicó Velázquez.

“De momento nuestra investigación parte de la investigación madre que tiene el fiscal Emiliano Arias, y de momento estamos investigando todo lo que podamos encontrar y ahí vamos a poder determinar en definitiva cuáles elementos que encontremos, si encontramos alguno, corresponden a investigaciones que se desarrollan bajo el actual procedimiento o cuáles eventualmente podrían ser enviados a la justicia ordinaria del sistema antiguo”, detalló el persecutor.

“El Obispado Castrense es un organismo del Estado, forma parte de las Fuerzas Armadas y de Orden, y en definitiva todo funcionario público en el ejercicio de sus funciones que toma conocimiento de un hecho que reviste las características de crimen, simple delito o falta, está obligado a denunciar. La obligación que tiene todo funcionario público es de denunciar y eso es precisamente uno de los tópicos que estamos analizando“, sostuvo.

“Precisamente estamos levantando toda la evidencia. Estamos, primero, haciendo el inventario de las especies que se encuentran en el interior, qué carpetas nos estamos encontrando, y luego ahí vamos a poder ir haciendo las determinaciones temporales, para ver si los elementos que se recogen son de la época en la cual el obispo castrense era el actual, era Juan Barros, era Pablo Lizama, o era Gonzalo Duarte, y así para atrás“, señaló Velázquez.

Respecto a los resultados de este procedimiento, el fiscal indicó que “de momento estamos analizando y levantando. Los hallazgos, después de la revisión en definitiva, nos va a dar cuenta si encontramos elementos que nos sirvan en la línea investigativa“.