Colegio de Enfermeras reitera paro del 21 de agosto por conflicto con matronas

El gremio responsabiliza al ministro de Salud, Emilio Santelices, por no acatar un dictamen de la Contraloría General de la República.

1143

La presidenta del Colegio de Enfermeras, María Angélica Baeza, envió una carta al ministro de Salud, Emilio Santelices, en la que lo responsabiliza de lo que ocurra el 21 de agosto, fecha en la que el gremio hará un paro nacional de advertencia por el conflicto con la exclusividad de las matronas y matrones en neonatología, ginecología y obstetricia.

En su carta, la dirigenta gremial protesta por la renuencia del ministro a acatar el dictamen N° 13.728 del 4 de julio de 2018 de la Contraloría General de la República (CGR), que se establece que lo ordenado en la norma N° 21 de 2010 del Minsal es ilegal.

Baeza le reprocha a Santelices la incapacidad para cumplir los acuerdos alcanzados con sus asesores. “El consenso logrado básicamente consistió en que usted nos ratificaría formalmente su decisión de acatar el dictamen de la CGR y que a partir de aquello estableceríamos un espacio para, en conjunto, analizar los aspectos prácticos de la aplicación de lo instruido por el órgano contralor, nada de eso ocurrió”, señaló.

Además, lamentó “haber constatado que no hay interés en el gobierno ni en el Minsal de resolver algo que se viene arrastrando hace 8 años, en los que se han sucedido 3 administraciones, 4 ministros, 3 dictámenes de la CGR y cerca de 5.000 fallos de la Corte Suprema”.

Luego, mencionó que “lo establecido en los artículos 113° y 117° del Código Sanitario respecto de las competencias de nuestra profesión se encuentra vigente y es deber de las autoridades respetar y hacer respetar, de lo contrario nos encontramos ante la constatación práctica de abandono de las obligaciones que la constitución y la ley le imponen, Señor Ministro”.

En medio de otras consideraciones, la presidenta del Colegio de Enfermeras advirtió que “en consecuencia y a pesar de nuestros esfuerzos por evitar llegar hasta este punto y considerando las muestras de irrespeto hacia la enfermería, que lo ha dado todo, desde hace muchos años por los ciudadanos de este país, apoyando desde siempre las políticas de Estado en favor de la salud en Chile, que la paciencia se agotó, por lo que las movilizaciones, que hemos venido desplegando a nivel nacional se profundizarán”.