Suprema rechazó libertad condicional de piloto de “Caravana de la muerte”

Segunda Sala del máximo tribunal, en fallo unánime, revocó la sentencia dictada por la Corte de Apelaciones de Santiago que había reconocido el derecho al interno Luis Polanco Gallardo, que cumple condena en Punta Peuco.

223

A una semana de los fallos que concedieron la libertad a siete exuniformados condenados por crímenes de lesa humanidad, la Corte Suprema rechazó el recurso de amparo presentado por el condenado por crímenes de lesa humanidad, mayor de Ejército en retiro Luis Felipe Polanco Gallardo, uno de los pilotos del helicóptero Puma de la “Caravana de la muerte”, y no le reconoció al recurrente el derecho a la libertad condicional por mantener un proceso pendiente.

En fallo unánime, la Segunda Sala del máximo tribunal –integrada por los ministros Hugo Dolmestch, Carlos Künsemüller, Manuel Antonio Valderrama y los abogados integrantes Antonio Barra y Ricardo Abuauad– revocó la sentencia dictada por la Corte de Apelaciones de Santiago, que había reconocido el derecho al interno Polanco Gallardo, quien cumple condena en Punta Peuco.

El fallo consigna que “el amparado es objeto de un juzgamiento penal en curso por diversos ilícitos de la misma naturaleza al que ya fue materia de condena, circunstancia que impide concederle actualmente la libertad condicional, por no hallarse cabalmente dilucidada su situación procesal penal de manera definitiva”.

Por tanto, concluye que “se revoca la sentencia apelada de diecisiete de julio del año en curso dictada por la Corte de Apelaciones de Santiago en la causa Rol N° 1569- 2018 y, en su lugar, se declara que se rechaza la acción de amparo deducida en favor de Luis Felipe Polanco Gallardo”.

El mayor en retiro integró la comitiva del general Sergio Arellano Stark en su desplazamiento hacia el sur. La “Caravana de la Muerte” recorrió el país hacia sus dos extremos, para “acelerar los consejos de guerra”, lo que se tradujo en varios fusilamientos, desapariciones y torturas en octubre de 1973.

Los ministros Dolmestch, Künsemüller y Valderrama podrían enfrentar acusación constitucional por conceder libertades condicionales a siete condenados por crímenes de derechos humanos.