Pescadores molestos tras reunión con el senador Quinteros por medida que no se acordó

Dirigentes de la Federación Nacional de Sindicatos de Pescadores Artesanales (Fenaspar) denunciaron que en la minuta de la reunión se incluyó una medida que favorece solo a la industria pesquera.

869

“Molestia y muchas interrogantes” existen entre los convocados por el senador Rabindranath Quinteros (PS), presidente de la Comisión de Pesca de la Cámara Alta, tras conocer una minuta con el detalle de los acuerdos de la reunión llevada a cabo en el Congreso Nacional de Santiago, el pasado 30 de julio. Según consta en el texto entregado por los asesores del parlamentario, se incluyó la “gradualidad” para terminar con la pesca de arrastre lo que no fue parte de lo convenido. 

Es legítimo preguntarse ¿quién metió mano en una minuta oficial de Quinteros?, porque lo único que se conversó y aprobó fue la eliminación del arrastre y no como establece la minuta preparada por su asesor César Astete, incluir la gradualidad para terminar con la pesca de arrastre, porque esa gradualidad solo beneficia a la gran industria”, plateó uno de los asistentes, el presidente de la Federación Nacional de Sindicatos de Pescadores Artesanales (Fenaspar), Hernán Cortés.

En concreto, el texto explica los nueve puntos que demanda la pesca artesanal. Sin embargo, respecto de la pesca de arrastre, establece que se deben “identificar mecanismos de gradualidad para su eliminación permitiendo el reemplazo de este arte con la incorporación de tecnologías. Además, es imprescindible dar cuenta del efecto de este arte en los ecosistemas marinos y en las especies donde hoy hay claras señales de agotamiento y colapso”.

Este punto, como reitera Cortés no da cuenta de lo conversado en la reunión, dado que la postura es “término de la pesca de arrastre sin apellidos ni consideraciones con la industria, por el tremendo daño que hace a la sustentabilidad del ecosistema marino”.

El dirigente, exigió respuestas del senador Quinteros para que esclarezca “quién es el responsable de esta minuta y corrija su contenido. De lo contrario, solo quedará pensar que la industria nuevamente está metiendo una mano negra en el trabajo de los legisladores”.

La polémica minuta.