Los otros costos de usar un auto particular

Congestión, el riesgo de accidentes, la contaminación atmosférica y acústica, las emisiones de CO2 son los otros costos que reciben el nombre de externalidades.

387

• Luis Ignacio Rizzi, Instituto Sistemas Complejos en Ingeniería (ISCI).

En Santiago, el uso del automóvil particular genera varios costos que no recaen sobre quien viaja, sino que sobre el resto de los usuarios viales y la población en general. Ejemplos de estos costos son la congestión, el riesgo de accidentes, la contaminación atmosférica y acústica, las emisiones de CO2, entre otros.

Estos costos reciben el nombre de externalidades. Su presencia produce una falta de alineación entre el bienestar individual y el bienestar común. Dado que los conductores no perciben este tipo de costo, suelen hacer un uso excesivo del auto para su bienestar individual en desmedro del bienestar común.

En una investigación realizada con Cristóbal de la Maza, medimos el costo externo de un viaje personal, de 10 kilómetros, en automóvil. Si este viaje se realiza en hora punta, el costo externo es $2.880, de los cuales $2.540 corresponden al costo de congestión. En fuera de punta, el costo de la externalidad baja a $860 pesos, principalmente por la menor congestión, cuyo costo cae a $530. Este mismo viaje realizado en bus genera una externalidad de $290 en hora punta, valor similar al de fuera de punta. La gran diferencia entre el costo externo de realizar el viaje en auto versus bus se debe al mayor factor de ocupación de los buses.

¿Pagan los automovilistas este costo externo?  El único cobro asociado al uso del vehículo es el impuesto específico al combustible.  A ello se suma el pago del permiso de circulación y el impuesto ambiental a la compra de vehículos diesel. Llevando todos estos cobros a valores por kilómetros circulados, estos distan de cubrir los costos externos, especialmente en hora punta. Así, es necesario y urgente una política de transporte urbana que genere incentivos para un uso más racional del automóvil privado.

• Luis Ignacio Rizzi, Instituto Sistemas Complejos en Ingeniería (ISCI).