Paramédico acusado de matar a dos pacientes quedó en prisión preventiva

Andrés García Gálvez fue formalizado por el homicidio calificado de dos pacientes del Hospital El Pino, de San Bernardo, con inyecciones de potasio.

1327

En prisión preventiva quedó el paramédico Andrés García Gálvez, tras ser formalizado por el homicidio calificado de dos pacientes del Hospital El Pino, de San Bernardo. Además, la Fiscalía Metropolitana Occidente agregó otros dos delitos: microtráfico de drogas y malversación de caudales públicos. 

Los antecedentes expuestos por el fiscal Gamal Massú en el Juzgado de Garantía de San Bernardo sindicaron a García Gálvez como autor de las muertes de los pacientes María Miranda y Pedro Aucamán mediante inyecciones de potasio, mientras estuvieron a su cuidado en la unidad de emergencia del citado hospital.

Según estos antecedentes, las víctimas ingresaron al hospital por graves dolencias, un paro cardiorrespiratorio en el caso de Aucamán y coma diabético la mujer, pero después de ser estabilizados quedaron a cargo del paramédico y a los pocos minutos ambos pacientes murieron por paro cardiorrespiratorio.

Esto despertó las sospechas de los médicos de turno que ordenaron exámenes post morten de inmediato, los que arrojaron altos niveles de potasio en las víctimas. De esto se notificó a la dirección del hospital, que hizo la denuncia a la PDI y la fiscalía. Finalmente, el paramédico fue detenido el sábado por la Brigada de Homicidios. 

En cuanto a los otros delitos, el fiscal Massú formalizó por microtráfico y malversación, luego que en el domicilio del imputado se encontraron ampollas de antibióticos, antidepresivos, calmantes y otros medicamentos que el paramédico no pudo explicar ni su uso ni su origen.