Fallece a los 73 años el reconocido chef francés Joël Robuchon

El profesional destacó por tener más estrellas Michelin de la historia, miembro de la Legión de Honor y un apasionado de las cocinas japonesa y española, murió producto de un cáncer que lo aquejaba.

96

El francés Joël Robuchon, uno de los chefs más conocidos del mundo y que tenía el récord de estrellas Michelin, falleció este lunes a los 73 años, indicó en Twitter un portavoz del gobierno francés.

Joël Robuchon, un chef visionario y el que tenía más estrellas del mundo, nos ha dejado hoy. De París a Shangái, su ‘savoir-faire’ convertido en arte hizo brillar la gastronomía francesa y continuará inspirando a las jóvenes generaciones de chefs“, escribió en Twitter el portavoz Benjamin Griveaux.

Según el diario Le Figaro, Robuchon falleció el Ginebra por las consecuencias de un cáncer.Uno de los maestros incuestionables de la gastronomía acaba de dejarnos“, reaccionó también en Twitter la chef Anne-Sophie Pic.

Otro chef con estrellas, Eric Frechon, expresó su tristeza. “Lo que nos deja a todos es inmenso. Pienso en su familia, en sus equipos y en su fiel amigo de siempre Eric Bouchenoire“, reaccionó.

El chef, hijo de albañil, quería ser cura pero cuando empezó a cocinar para otros seminaristas descubrió su pasión, reconocida y premiadas. En 1990 la prestigiosa guía Gault Millau lo calificó como uno de los cuatro “chefs del siglo”.

En 2003 Robuchon creó un nuevo concepto, “El Taller de Joel Robuchon”. El primero abrió sus puertas en Tokio, simultáneamente con París. “La idea la tuve por los bares de tapas, cuya convivialidad aprecio. Buscaba una fórmula donde pudiese pasar algo entre clientes y cocineros”, explicó una vez al semanario francés L’Obs.

El éxito de esta fórmula lo llevó luego a llevarla a todos los continentes (Las Vegas en 2005, Nueva York, Londres y Hong Kong en 2006 y Taipei en 2009).

“Había un estilo Robuchon”, comentó el lunes el periodista culinario Perico Legasse al canal BFM TV. Por su parte la mediática chef Ghislaine Arabian aseguró que que tenía “la impresión de ver magia” cuando Robuchon estaba en la cocina.

El plato estrella del chef, que creó un imperio financiero, era un simple puré de patatas.