Presidente de la Conferencia Episcopal valoró decisión de Ezzati de no oficiar el Te Deum

Santiago Silva, además, reconoció “flaquezas” en la iglesia católica chilena, en medio de crisis por abusos sexuales.

135

El presidente de la Conferencia Episcopal de Chile, Santiago Silva, admitió “flaquezas” en su liderazgo en medio de la aguda crisis que vive la iglesia católica por las denuncias de abusos sexuales de curas a menores y su encubrimiento por altos jerarcas del clero.

“El liderazgo es una de nuestras flaquezas que hemos reconocido en la iglesia y no estoy ajeno a esa debilidad”, admitió Silva, quien preside desde 2016 la Conferencia Episcopal –que reúne a todos los obispos chilenos-, en declaraciones difundidas este domingo por La Tercera.

“No es fácil presidir la Conferencia Episcopal, es uno de los periodos más difíciles de la iglesia chilena”, agregó.

La crisis de la iglesia se profundizó luego de que el arzobispo de Santiago, Ricardo Ezzati, fue llamado a declarar en calidad de imputado por los abusos cometidos a al menos a siete menores por parte de su exmano derecha, el sacerdote Oscar Muñoz.

Los cuestionamientos sobre Ezzati -incluso de parte del Presidente Sebastián Piñera- por el supuesto encubrimiento de este y otros casos de abuso derivaron en la decisión del arzobispo de no oficiar el tradicional Te Deum por las Fiestas Patrias el 18 de septiembre.

“Valoro enormemente su decisión, por razones pastorales. Todo pastor está llamado a ser prudente y velar por el bien mayor de la comunidad y del cuidado de una ceremonia tan importante como es el Te Deum de fiestas patrias”, aseveró Silva.

Durante esta semana, los obispos chilenos se reunieron para tratar la crisis que vive la iglesia. Nuevamente pidieron perdón por haberles “fallado” a las víctimas de sacerdotes y religiosos pederastas, y se comprometieron a cooperar con la justicia chilena en la investigación de estos casos.

“Nuestros modos de evangelizar no parecen corresponder a lo que el tiempo presente nos demanda”, afirmó Silva.

En mayo pasado, todos los obispos chilenos pusieron su renuncia a disposición a raíz de los escándalos sexuales, y el papa aceptó la dimisión de cinco de ellos. Cuatro de estos clérigos han sido acusados de encubrir abusos.

Según la iglesia chilena, 42 sacerdotes y un diácono han sido condenados por la Justicia civil o la canónica.

Ezzati envía carta informando que no encabezará Te Deum de este año