Ingreso promedio laboral de chilenos fue de $554.493 en 2017

Según la Encuesta Suplementaria de Ingreso que el INE publicó este miércoles, los ingresos medio y mediano de los hombres se ubicaron en $636.981 y $402.355, respectivamente, mientras que en las mujeres alcanzaron $460.287 y $319.727.

174

Durante 2017, el ingreso promedio proveniente del trabajo principal de la población ocupada en el país se ubicó en $554.493 neto (monto bruto menos los descuentos legales) mensual, mientras que el ingreso mediano -el que recibe un individuo representativo de la mitad de la población- llegó a $379.673 neto mensual.

Es decir, 50% de los trabajadores percibió ingresos menores o iguales que ese último monto.

Así se desprende de la Encuesta Suplementaria de Ingreso (ESI) 2017 que el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) publicó este miércoles.

La medición se se aplica cada año en el trimestre octubre-diciembre a cerca de 36.000 viviendas en zonas urbanas y rurales de todas las regiones del país, con el objetivo de caracterizar los ingresos laborales de las personas ocupadas, así como los ingresos de otras fuentes de los hogares, a nivel nacional y regional.

BRECHAS DE GÉNERO

Los resultados correspondientes al año asado arrojaron, además, que durante ese año los ingresos medio y mediano de los hombres se ubicaron en $636.981 y $402.355, respectivamente, mientras que en las mujeres alcanzaron $450.287 y $319.725, en cada caso.

Lo anterior implicó brechas de género de -29,3% en el ingreso medio (2,4 puntos porcentuales (pp.) menos que en 2016) y -20,5% en el mediano (4,4 pp. menos que en 2016), ambas en desmedro de las mujeres.

Del total de ocupados que ganan una cantidad igual o menor que el ingreso mediano ($379.673), 52,0% son mujeres y 45,4% son trabajadores informales. Considerando grupos de edad, 12,0% tiene entre 15 y 24 años y 30,0%, entre 55 y más años; es decir, 3,9 y 2,9 pp. más que la proporción observada para el total de ocupados en esos tramos de edades, respectivamente (8,1% y 27,1% en cada caso).

La mayor parte (18,1%) de la población ocupada percibió ingresos entre $200.000 y $300.000. Le siguieron quienes obtuvieron ingresos en el tramo de $300.000 a $400.000 (17,2% de los ocupados) y de $400.000 a $500.000 (12,2%). En contraste, 12,2% de los ocupados tuvo ingresos mayores a $1.000.000 y solo 1,5% de los trabajadores alcanzó montos superiores a $3.000.000.

SUELDOS MÁS ALTOS

Empleadores fue la categoría ocupacional que recibió los ingresos mensuales medio y mediano más altos ($1.312.290 y $800.000, respectivamente).

Le siguieron asalariados públicos ($808.892 y $603.532), asalariados privados ($561.210 y $399.656), trabajadores por cuenta propia ($320.924 y $201.177) y personal de servicio doméstico ($241.811 y $240.000, en orden respectivo).

En relación con las regiones, la población ocupada de Magallanes fue la que consignó los ingresos medio y mediano más altos ($779.977 y $502.943, respectivamente). Por el contrario, Maule fue la región con menores ingresos medio y mediano ($417.294 y $300.475, en orden respectivo).