Prisión preventiva para el excanciller del Arzobispado de Santiago

El Tribunal de Garantía de Rancagua decretó 180 días de investigación de los casos de abuso sexual y estupro contra menores de edad.

327

Óscar Muñoz Toledo, excanciller del Arzobispado de Santiago, quedó en prisión preventiva, luego de ser formalizado este viernes en el Tribunal de Garantía de Rancagua.

El presbítero fue formalizado por la Fiscalía Regional de O’Higgins, encabezada por Emiliano Arias, de los delitos de abuso sexual y estupro con violación con al menos cinco menores de edad. Incluso se habla de sobrinos suyos entre las víctimas.

El tribunal, además, decretó 180 días para realizar la investigación del caso, tiempo en que el religioso quedará recluido en el módulo 86 de la cárcel de Rancagua.

Muñoz Toledo fue trasladado muy temprano este viernes desde Santiago a Rancagua para la formalización, luego de ser detenido el jueves en su domicilio de la Villa Santa Carolina, de Macul, donde vivía con su madre.

El sacerdote se autodenunció por abusos sexuales el 2 de enero pasado, tras lo cual se implementaron “medidas cautelares”. Fue relevado de sus cargos de canciller y párroco de la Iglesia Jesús de Nazareth, de Estación Central, y se le prohibió el ejercicio público del ministerio sacerdotal.

Feligreses del sacerdote Óscar Muñoz: “Es algo que se sabía desde hace tiempo”