Comisión aprobó indicación que impide expulsión de extranjeros con antecedentes

Se trata de una iniciativa de la oposición que busca instalar el principio de no devolución en la iniciativa sobre migraciones. El oficialismo acusó que va en contra del espíritu de la nueva ley de migraciones.

29928

Por 7 votos a favor y 6 en contra, la Comisión de Gobierno de la Cámara de Diputados aprobó una indicación a la Ley de Migración que impide la expulsión de extranjeros, incluso de aquellos con antecedentes penales. 

Según publica este miércoles El Mercurio, se trata de una iniciativa de la oposición que busca instalar el principio de no devolución en la iniciativa sobre migraciones. El oficialismo, en tanto, acusa que la indicación va en contra el espíritu de la nueva ley de migraciones que impulsa el Ejecutivo.

La indicación señala que “ningún extranjero podrá ser expulsado o devuelto al país, donde su derecho a la vida, integridad física o a la libertad personal corran riesgo de ser vulneradas en razón de su raza, nacionalidad, religión, condición social u opinión política, en conformidad a los tratados internacionales ratificados por Chile”. 

Esa propuesta fue promovida y aprobada por los diputados de oposición Raúl Saldívar, Daniella Cicardini (ambos del PS); Johanna Pérez (DC); Marcela Hernando (PR); Andrea Parra (PPD); además de Catalina Pérez de RD y Pedro Velásquez (Independiente).

UBILLA CRITICÓ LA DECISIÓN

En la sesión, el subsecretario del Interior, Rodrigo Ubilla, declaró que “cuando se pone el principio de la no devolución en la legislación que tiene que ver con extranjería y migración, lo que hace es confundir. Nos preocupa”. 

“Si fuera el refugio en nuestra legislación actual, estamos completamente de acuerdo y, de hecho, sí se aplica, pero cuando va en un proyecto de ley que va hacia todos los extranjeros que migran hacia nuestro país, no solo a refugiados o asilados, nos preocupa porque la indicación lo que hace es confundir”, enfatizó Ubilla.

Ubilla intentó persuadir a la oposición de respaldar la indicación del gobierno que planteaba el siguiente principio de no devolución: “Ningún extranjero, solicitante de asilo o refugio, podrá ser expulsado, incluyendo la prohibición de ingreso en frontera, al país donde su libertad peligre por causa de su raza, religión, nacionalidad, pertenencia a determinados grupos sociales u opiniones políticas”.

La incorporación de la frase “solicitante de asilo o refugio” era clave para el Gobierno, porque de esa manera se delimitaría la aplicación de la norma y no extraería el refugio de una legislación particular para ponerlo “como un elemento general para toda la legislación”, señaló el subsecretario.

En el oficialismo la aprobación de la indicación opositora no fue bien recibida. Votaron por rechazarla los UDI Renzo Trisotti y Celso Morales; a ellos se sumaron los RN Bernardo Berger, Andrés Longton y Francisco Eguiguren, además de Andrés Molina (Evópoli).

Afirmaron que la indicación desdibuja el proyecto al incorporar la posibilidad de hacer una interpretación amplia de la norma al punto de imposibilitar la aplicación de las causales de expulsión fundadas, como el poseer antecedentes.

Entre los más críticos estuvo Trisotti, quien representa al distrito 2 de la región de Tarapacá. Con la indicación, dijo, “se abren de par en par las fronteras para cualquiera, incluidos quienes hayan delinquido en sus países de origen. Se limita hasta el absurdo, por razones ideológicas, la legítima facultad del Estado para restringir el ingreso a pretexto de un eventual riesgo. Es un retroceso, porque eventualmente no se podría expulsar a nadie”.

Entre quienes respaldaron la indicación, la diputada Joanna Pérez, argumentó que el “principio de no devolución lo apoyamos todos desde la oposición; para la DC tiene especial relevancia, pues se trata de brindar a toda persona la seguridad necesaria que resguarde su integridad sin ser devuelto a su país si en el estuviera en riesgo su vida”.

También defendió la indicación la presidenta de la comisión, Daniella Cicardini (PS). “Este es un principio internacional que no podemos vulnerar. Nosotros no queremos lo que prácticamente decía el subsecretario, que vamos a dejar las fronteras abiertas”, justificó la parlamentaria socialista. Antes de poner en votación la propuesta, Cicardini planteó que quizá “para algunos puede que genere ruido, tiene diferencia, pero eso es legítimo”.

El proyecto de migración continuará este miércoles su discusión en la comisión de Gobierno de la Cámara.