Usach destituye a académico acusado de acoso laboral y abuso sexual

Estudiantes valoraron decisión del rector Juan Manuel Zolezzi. Javiera Medina, delegada de género de Psicología de la universidad a La Nación, dijo que “nos parece que es lo mínimo que podía hacer” la autoridad académica.

1127

La Universidad de Santiago de Chile (Usach) tomó la decisión de destituir definitivamente al académico, Doctor en Psicología Pablo Vera Villarroel, luego de que un sumario administrativo realizado por el plantel lo encontrara culpable de los acusaciones de acoso laboral y abuso sexual que pesaban contra él. Las acusaciones fueron presentadas por tres estudiantes y personas que trabajaron con él.

El secretario general de la casa de estudios, Gustavo Robles, confirmó a El Desconcierto la determinación del plantel. “El rector acogió las medidas del sumario y dictó la sanción de destitución”. El sumario, encabezado por la fiscal Mónica Candia, estableció que el académico, exdirector de la Dirección de Investigación Científica y Tecnológica (Dicyt) de la Vicerrectoría de Investigación, Desarrollo e Innovación (Vridei), abusó sistemáticamente de cuatro estudiantes, además de acosar laboralmente a otras, según indicó el referido portal digital.

El proceso se encuentra en una fase de notificación a Vera de su sanción. El procedimiento administrativo incluye un derecho a apelación ante la junta directiva de la Usach. El docente dejará la institución una vez que la Contraloría tome razón de su despido.

ACADÉMICO FOTOGRAFiÓ PROTESTA

Javiera Medina, delegada de género de Psicología de la universidad y secretaria de comunicaciones de la Vocalía de Género de la Usach, dijo a La Nación que se pusieron “muy contentas” cuando se enteraron de la noticia en esta jornada. “Nos parece que es lo mínimo que podía hacer el rector Juan Manuel Zolezzi”, manifestó la estudiante.

La joven participó este martes en la tarde en una protesta frente al Colegio de Psicólogos, en Providencia, que realizó un grupo de estudiantes de la carrera de la Usach. Mientras se manifestaban, contó Medina, Pablo Vera junto a otros académicos se encontraban almorzando en un restaurante cercano. “Cuando vieron que estábamos acá, salieron a sacarnos fotos con el celular”, relató.

IMPACTO POR ACUSACIONES

Vera, quien hasta mayo pasado lideró la Dirección de Investigación Científica y Tecnológica (Dicyt) de la Vicerrectoría de Investigación, Desarrollo e Innovación (Vridei), fue denunciado hace un año. Luego se fueron sumando otras acusaciones que incluyeron las de acoso laboral y abuso de poder.

Una de las denunciantes, Romina Podestá (31), psicóloga clínica de la institución, contó su experiencia a El Desconcierto. Según acusó, en 2012, mientras Vera revisaba su tesis, el profesor “me pone la mano en la pierna y la mete entremedio de los muslos, mientras seguía leyendo el computador. Quise gritar, llorar, salir arrancando, pero no pude. Me quedé tiesa, paralizada, me congelé”.

La joven añadió que “él me abusó, violentó mis límites corporales. Esos meses fueron terriblemente violentos y fui tan polla de sentir que él podía chasquear los dedos y yo desaparecía de la Usach”.

Las denuncias provocaron impacto, porque Vera es muy respetado en el mundo académico. Se ha especializado en temas como la ansiedad, depresión, psiconeuroinmunología, psicofisiología, psicología positiva, optimismo, bienestar y felicidad.

Entre los cargos que ha ocupado figuran el de la Dirección de Investigación Científica y Tecnológica de la Universidad de Santiago, director de la Revista Terapia Psicológica y director Alterno Centro de Innovación en Tecnologías de la Información para Aplicaciones Sociales (Citiaps).

Luego que se conocieran públicamente las denuncias, Pablo Vera fue separado del Citiaps. También fue separado de la Sociedad Chilena de Psicología Clínica y del cargo de director de la revista “Terapia Psicológica”, dependiente de dicha organización.

El miércoles cuatro de las denunciantes interpusieron en tribunales una querella por abusos sexuales contra Pablo Vera por hechos ocurridos entre 2011 y 2017.

Se informó que 12 académicos de la Escuela de Psicología emitieron un comunicado entregándole su apoyo a las víctimas y criticando los plazos en que se realizó la indagatoria interna que encontró culpable a Vera.