¿Es necesario estar casados para complementar renta?

No siempre es posible invertir en forma individual, debido a que la renta no alcanza. Pero,  ¿puedo invertir con un tercero que no sea familiar directo? Te mostramos en qué casos es posible.

866

Muchas veces los bancos nos niegan la posibilidad de concedernos un crédito hipotecario. Entre las razones más comunes está la insuficiencia de antecedentes o información incompleta que imposibilita al banco de acreditarnos con una actividad económica rentable o ingresos suficientes y constantes.

Este es el caso de muchos chilenos que trabajan de forma independiente o simplemente no les alcanza su sueldo mensual para realizar esta inversión.

Pero lo cierto es que si existe una posibilidad y es la de asociarse con otro para complementar rentas y lograr acceder a un crédito hipotecario. Para lograr esto, y como en toda burocracia, existen requisitos:

Se puede complementar la renta con el cónyuge o un tercero calificado, quien se constituye como codeudor solidario (Aquella persona que, en forma voluntaria, adquiere los mismos compromisos que el deudor principal que solicita un producto financiero). Esto es posible realizarlo en los siguientes casos:

–        Si el comprador posee una renta hasta $400.000 puede complementar con: Cónyuge, o Tercero con hijo en común, o Familiar directo (padres, hermanos o hijos)

–        Si el comprador posee una renta mayor a $400.000 puede complementar con: Cónyuge, o Tercero calificado.

“Esa es una política general de algunos bancos, sin embargo, es necesario que cada persona consulte en la entidad bancaría donde quiere obtener dicho préstamo hipotecario, puesto que se analizará cada caso. Lo cierto es que, hoy ya no es necesario ni obligatorio que la persona con la que se complementa renta sea tu conyugue o un familiar directo, y si es posible asociarse o conseguir un hipotecario con lo que se llama, un tercero calificado”, explica Francisco Ackermann, Gerente Comercial y Co Founder de Capitalizarme.com.

Ante esto es recomendable considerar los siguientes aspectos:

1.- Cada banco posee políticas internas diferentes y es tu deber saberlas.

2.-El conocimiento de las leyes y tus derechos de consumidor te respaldan y ahorran tiempo en trámites innecesarios.

3.- Indiferente del vínculo familiar o afectivo, busca personas confiables que puedan responder al compromiso económico asumido.

Si quieres más información sobre éste y otros temas relacionados a inversión puedes ingresar www.capitalizarme.com