Ley de Etiquetado: Girardi criticó a empresas que impugnan la segunda etapa

El senador acusó a Carozzi, Nestlé y otras compañías de realizar “un lobby feroz para poder seguir vendiendo basura”.

425

El senador Guido Girardi, presidente de la Comisión de Salud del Senado y autor de la Ley de Etiquetado Nutricional, salió al paso de quienes piden, en esta segunda etapa de la normativa, medir el uso de sellos de “Altos en” por porciones y no cada 100 gramos como es actualmente.

“Bastaría achicar las porciones y ningún producto tendría sellos. Eso es hacerle trampa a la gente”, afirmó el parlamentario.

Girardi agregó que “parte de la industria alimentaria, las malas empresas, siempre han querido que se usen las porciones para no tener que poner sellos y poder seguir vendiendo basura como si fuera comida y que la gente no sepa lo que contiene. Los rotulados que usan son incomprensible hasta para los expertos”.

El parlamentario PPD añadió que “empresas como Carozzi, Nestlé y otras agrupadas en AB Chile han hecho y siguen haciendo un lobby feroz para poder seguir vendiendo basura, usar atractores para atrapar niños, vender sus productos en los colegios y tener publicidad engañosa. Bastaría que reformulen sus alimentos, como lo ha hecho Soprole, Coca Cola y otras buenas empresas, y no tendrán sellos ni ninguna restricción”.

Según informó el legislador, este miércoles se realizó una presentación en el Ministerio de Salud encabezada por el titular de la cartera, Emilio Santelices, y la subsecretaria Paula Daza, la que dio inicio oficial a la segunda etapa de la Ley de Etiquetado Nutricional, donde se disminuyen los niveles de nutrientes críticos que cada alimento envasado debe contener cada 100 gramos de producto para no tener que usar los sellos de “Altos en”.

Así las nuevas medidas quedarán en 15 gr de azúcar, 300 calorías, 500 mg de sal y 5 gr las grasas saturadas cada 100 gramos de producto. 

El próximo año se debe alcanzar los límites definitivos establecidos como saludables por la comunidad científica que son 10 gr de azúcar, 275 calorías, 400 mg de sal y 4 gr de grasa saturada por la misma cantidad de producto.

Sin embargo, algunas voces desde la industria alimentaria, como Rodrigo Álvarez, presidente de AB Chile, instancia que las agrupa, insisten que se debe medir por porción y no cada 100 gramos.

En tanto, al término de la ceremonia realizada en el Minsal, el senador (RN) Francisco Chahuán calificó la ley “como una buena iniciativa en la dirección correcta”, señalando además que “las políticas públicas se tienen que evaluar y en esta segunda etapa se deben corregir algunas cosas. Creo que se debe avanzar en la porción y no en los 100 gramos para determinados alimentos”.

Aquello motivó la inmediata réplica del senador Guido Girardi (PPD) quien aseguró que “rotular cada 100 gramos de productos fue el consenso al que llegó la comunidad científica nacional e internacional, pues es la única forma de comparar los distintos productos”.

Girardi concluyó afirmando, “la subsecretaria (Paula Daza) fue muy clara hoy y dijo que no se está pensando cambiar a porciones. Toda política pública se debe evaluar, pero no ese aspecto porque es el corazón de la iniciativa. Si los nutrientes críticos (sal, azúcar, grasas y calorías) se miden por porción los productos seguirían siendo basura, pero sin sello”.

El ministro Emilio Santelices afirmó que “entramos a una segunda etapa con mayores exigencias para entregarle a la población alimentos con menores riesgos. Pero también debemos generar una mayor conciencia al momento de elegir los alimentos y por ello se le incorporara la frase prefiera alimentos con menos sellos”.

En tanto, la subsecretaria de Salud reveló que “según las encuestas que hemos hecho, la población conoce la ley y tiene una opinión muy positiva de ella. La industria ha reformulado sus productos y esa es una buena respuesta y las fiscalizaciones han mostrado que más de un 75% cumplen la normativa y eso en una ley que no tiene más de dos años es una buena respuesta. Estamos en la segunda etapa de implementación de la ley y seguiremos avanzando”.

Ley de Etiquetado entra en segunda etapa con mayores exigencias