Caso Penta: SII exige multa de $1.700 millones a Délano y Lavín para evitar juicio

El acuerdo ya estaría pactado y se sumaría a otros $6.093 millones que los dueños de la firma que financió campañas políticas ya devolvieron al Fisco.

164

El Servicio de Impuestos Internos (SII) cifró en $1.700 millones el perjuicio fiscal que ocasionaron los controladores de Penta, Carlos Alberto Délano y Carlos Eugenio Lavín, por delitos tributarios cometidos en el marco del financiamiento ilegal de la política, y esa será la multa que deberán pagar para no ir a juicio oral.

Según informa este viernes La Tercera dicha compensación es parte del acuerdo alcanzado entre la Fiscalía Metropolitana Oriente con los imputados y el ex subsecretario de Minería, Pablo Waner, para evitar el juicio oral y acceder a un procedimiento abreviado con sentencias menores y en ningún caso penas de cárcel.

En un comienzo, según fuentes citadas por el diario, Délano y Lavín aspiraban a pagar menos del 50% del perjuicio fiscal, pero el organismo tributario determinó que sea el 100%.

En una reunión realizada la semana pasada entre las partes, se estableció que cada uno de los controladores desembolse la mitad del dinero, es decir, $850 millones.

Incluyendo intereses y multas por esas evasiones, los dueños de Penta ya devolvieron al Fisco un total de $6.093 millones, por concepto de reparación del perjuicio por todo el dinero que el SII debería haber recibido y no lo hizo, con los correspondientes reajustes, intereses y multas.

El acuerdo consiste en que, en el caso de Délano y Lavín, la fiscalía retira los cargos de soborno y mantiene los delitos tributarios por un perjuicio fiscal de $1.700 millones. La fiscalía pediría una pena de cuatro años de presidio que ambos imputados podrían cumplir en libertad, más el pago de la multa ya definida.

El Ministerio Público decidió retirar la acusación de soborno en el caso de ambos por el pago de $42 millones al ex subsecretario de Minería, Pablo Wagner, por las dificultades para probar el delito en un juicio oral. Además, Délano y Lavín tienen las atenuantes de irreprochable conducta anterior y reparación del mal causado.

Respecto de Wagner, la fiscalía retira la acusación de cohecho y la cambia por la de enriquecimiento ilícito, debido precisamente a la dificultad de probar el delito.

Wagner recibió los $42 millones de parte de Penta como parte de honorarios adeudados, pero recibió el dinero cuando ya ocupaba el cargo en el primer Gobierno de Sebastián Piñera.