Austeridad fiscal contrasta con $60 millones en gastos de La Moneda que incluyen humitas

El ajuste de cinturón impulsado por el gobierno de Sebastián Piñera ha dado que hablar y generado más de una polémica a la que ahora se suman compras de chocolates, alcohol y sillas.

1345

Choclo picado, pasta de choclo y humitas frescas son parte de una nutrida lista de abastecimiento que la Presidencia ha surtido en estos cien días que el Presidente Sebastián Piñera lleva al mando del país y que suman $61.237.366.

En medio de la política de austeridad fiscal que ha impulsado el Ejecutivo y en la que pone constantemente el acento el ministro de Hacienda, Felipe Larraín, El Dínamo revisó los gastos realizados por la Presidencia de la República y que abarcan días antes de que el gobernante asumiera por segunda vez el cargo.

Como ejemplo, el artículo cita la piocha con la bandera chilena que cada uno de los secretarios de Estado usó cuando fue designado por el mandatario costaron $3.915.100, según el registro de Mercado Público, a lo que se suman los $36 millones de la sesión de fotos que dio origen a retratos presidenciales distribuidos en cada repartición pública.

Otras adquisiciones fueron pedidos de choclo en diversos formatos, chocolates y alcohol que a simple vista se ver bastante onerosos.

Una muestra es la orden que se hizo el 17 de mayo pasado de “pasta de choclo, choclo picado y humitas frescas” para el repostero presidencial y el casino por un monto de $10.500.000.

Se añade la compra de dulces y chocolates de todo tipo para la residencia de Cerro Castillo, en Viña del Mar, lo que costó $877.958; una caja de bombones surtidos La Fete por $45.000 y otra por un “mantel de lino y servilletas” que tuvo como costo total $634.000.

El valor más alto de este tipo de productos corresponde a la compra de cerveza, martini, aperol, vodka, pisco y gin por $671.457, y un pedido de vinos por $568.406, donde la botella más cara es de $40.000, seguida del despacho de $552.975 en bebidas, whisky y espumante, incluyendo un Johnny Walker etiqueta negra que costó $23.000.00 pesos.

A La Vinoteca también se le hizo una compra por $416.968 de 48 botellas para ser destinadas a Cerro Castillo, hasta donde fueron despachadas también cerveza y bebidas por $206.782, como también 33 unidades de espumante y vino tinto por $246.764 y $178.002 por 14 botellas de vino.

Dejando los bebestibles y delicatesen de lado, el Ejecutivo también ha efectuado remodelaciones en Presidencia, particularmente en las oficinas del gabinete presidencial. Se adquirieron ocho “sillas de estilo” con un costo de $2.094.400 y un sofá de tres cuerpos por $517.560. Además, se compraron 48 sillas de oficina por $3.668.475.

Finalmente, la información indica que se registra la compra de al menos seis televisores marca LG, aunque con un costo bastante menor que el aparato de 8,5 millones de pesos que generó la polémica en Cerro Castillo. En esta oportunidad, todos sumados tuvieron un costo de $1.264.900.